Publicado: 20.10.2015 17:13 |Actualizado: 20.10.2015 19:49

Eslovenia despliega soldados y envía tanques en la frontera con Croacia para frenar la llegada de refugiados

El Ejecutivo esloveno defiende que el flujo de migrantes "ha superado límites sostenibles". Miles de personas esperan bajo la lluvia y el frío. Los servicios de urgencia intervienen en varias ocasiones para asistir a mujeres embarazadas y niños en estado de hipotermia. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Agentes eslovenos montan un cordón policial en un paso fronterizo. - REUTERS

Agentes eslovenos montan un cordón policial en un paso fronterizo. - REUTERS

ZAGREB.- Eslovenia ha comenzado a desplegar a su Ejército en la frontera con Croacia para frenar la llegada de refugiados, informó la televisión pública croata HTV, que mostró imágenes de soldados en la zona fronteriza y largas columnas de carros de combate y camiones militares.

El Gobierno esloveno ya había anunciado la pasada madrugada que se disponía a tramitar modificaciones legales para que las Fuerzas Armadas puedan participar en la vigilancia de la frontera. De hecho, el Parlamento del país ya ha comenzado a debatir las enmiendas legislativas, que se espera que serán adoptadas este mismo martes para lo que se necesita una mayoría de dos tercios.



El Ejecutivo defiende que el flujo de migrantes desde Croacia "ha superado límites sostenibles" y que el lunes recibió a 8.000 personas, mientras que sólo 2.000 salieron del país hacia Austria, la siguiente escala en la ruta que siguen los refugiados en su camino hacia los países ricos de Europa. El primer ministro esloveno, Miro Cerar, volvió a acusar a Croacia de enviar sin control a miles de refugiados a la frontera eslovena.

La ministra de Exteriores croata, Vesna Pusic, dijo por su parte en el canal regional de televisión N1 que el despliegue del Ejército esloveno en la frontera no empeorará las relaciones entre los dos vecinos. "El problema lo debemos resolver conjuntamente. Las acusaciones mutuas y echar la responsabilidad los unos a los otros no va a ayudar. Si de Grecia parten 10.000 refugiados, van a pasar todos por aquí, pero no van a quedarse ni en Croacia, ni en Hungría, ni en Eslovenia, todos van a Austria o Alemania", comentó Pusic. Con todo, la ministra no descartó que si Eslovenia cierra su frontera, también lo haga Croacia.

El primer ministro croata, Zoran Milanovic, considera que la crisis de los refugiados estará resuelta para la próxima primavera. "España ha resuelto este problema muy eficazmente, así lo hará Grecia, y con ella Europa", aseguró. "En Grecia funcionará igual que en España, que estuvo inundada de emigrantes, pero en un momento lo logró detener con las patrullas costeras. Así lo hará Grecia, con un poco de ayuda de Alemania y de Turquía", señaló el jefe del Gobierno croata.

Bajo la lluvia y el frío

Mientras, miles de refugiados han pasado la noche bajo la lluvia y el frío a la espera de que se les permita el paso desde Serbia a Croacia y desde este país a Eslovenia. "La noche pasada ha sido una de las más difíciles. Hemos tenido una afluencia enorme de gente, muchas familias separadas. Personas que llegaban literalmente desnudas y descalzas, empapadas de lluvia", comentó a los medios la portavoz de la Cruz Roja Croata, Katarina Zoric.

Zoric describía así la situación en la frontera con Serbia, donde la Policía croata cierra desde el domingo intermitentemente el paso a los refugiados para regular su afluencia. Después que Hungría sellara el sábado su frontera con Croacia y la ruta se desviara a Eslovenia, se han creado cuellos de botella, ya que las autoridades eslovenas dejan pasar diariamente a menos gente de la que entra en Croacia.

Una situación igualmente dramática se vive en la linde entre Croacia y Eslovenia, donde los servicios de urgencia tuvieron que intervenir en varias ocasiones para asistir a mujeres embarazadas y niños en estado de hipotermia. Con todo, el ministro croata del Interior, Ranko Ostojic, aseguró que "la situación está estable y bajo control".