Público
Público

España se desmarca del boicot a los Juegos Olímpicos de Pekín

Los ministros de Exteriores de la UE se reúnen para analizar la situación del Tíbet y discutir diferencias sobre un posible boicot a Pekín 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Angel Moratinos, ha asegurado que España no es partidaria de boicotear la apertura de los Juegos Olímpicos de Pekín en protesta por la represión de las autoridades chinas a las manifestaciones en Tíbet y ha apostado por aprovechar este acontecimiento deportivo para hablar de los problemas y buscar una 'solución satisfactoria para todas las partes'.

Moratinos ha hecho estas declaraciones a la entrada de la reunión informal de ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea, que tiene como principal tema del orden del día la situación en el Tíbet. Los jefes de la diplomacia de los Veintisiete buscarán una postura común sobre el posible boicot a la ceremonia inaugural de los Juegos.

El ministro de Asuntos Exteriores resaltó que los Juegos Olímpicos 'son la mejor ocasión para hacer una plataforma para eliminar controversias, crisis, hablar de diálogo, de política, de todos los problemas y por lo tanto no boicotear'. 'Nosotros no estamos a favor del boicot en absoluto', insistió.

'Recuperar el espíritu olímpico' 

Moratinos ha abogado por 'recuperar el espíritu olímpico', pero 'sin que eso signifique que no pidamos diálogo a las autoridades chinas con las autoridades del Tíbet y que busquemos, como siempre hemos hecho, que haya una solución satisfactoria para todas las partes'.

El jefe de la diplomacia española explicó que este jueves habló con el ex ministro de Asuntos Exteriores de Grecia y actual presidente de la Internacional Socialista, Yorgos Papandreu, y que éste le pidió que trasladara a sus homólogos que con ocasión de los Juegos Olímpicos de Atenas en 2004 se creó 'un centro para el deporte y la paz y la tregua olímpica'. 'Precisamente, lo que tiene de fuerza el deporte y los Juegos Olímpicos es ese espíritu olímpico, y tenemos que recuperar ese espíritu olímpico', insistió Moratinos.

Europa dividida 

Los países de la UE están divididos sobre el posible boicot a la ceremonia de inauguración de los Juegos. El presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha dicho que no lo descarta, y la canciller alemana, Angela Merkel , ya tiene claro que no asistirá, según ha confirmado su ministro de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier.

También el primer ministro polaco, Donald Tusk, ha anunciado que boicoteará la apertura en protesta por la crisis en Tíbet. En contraste, el primer ministro británico, Gordon Brown , se ha opuesto a este boicot y el Alto Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad Común, Javier Solana, ha dejado claro su intención de estar en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Pekín.