Publicado: 27.02.2012 21:00 |Actualizado: 27.02.2012 21:00

Espionaje contra los defensores de las víctimas de Bhopal

La agencia Stratfor mantuvo informada a la empresa responsable de la explosión de cualquier iniciativa de los activistas durante todo 2011 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El 9 de junio de 2011, la International Coalition for Justice in Bhopal (ICJB) celebró una conferencia para reivindicar compensaciones por el mayor accidente industrial de la historia: la explosión de una fábrica estadounidense de pesticidas en Bhopal (India) de 1984. Entre 7.000 y 25.000 personas murieron por la exposición a los gases tóxicos de 42 toneladas de isocianato de metilo. Otras 40.000 quedaron permanentemente discapacitadas, mutiladas o afectadas por enfermedades graves.

Pocos días después del encuentro de la ICJB, la agencia de espionaje Stratfor reportó un informe con las fotografías y los nombres de 39 personas que habían confirmado su participación en el encuentro, a través de una página de Facebook. El informe había sido encargado por las empresas Union Carbide y Dow Chemical. La primera era dueña de la planta que explotó en Bhopal. La segunda, la compañía que compró Union Carbide en 2001.

Stratfor vigiló especialmente a activistas que promovían campañas contra el patrocinio de Dow a Londres 2012

Pero este aviso no fue un hecho puntual. Durante todo el año 2011, Stratfor espió a los activistas defensores de las víctimas de Bhopal y mantuvo informadas a las dos empresas de cualquier movimiento. Si una persona publicaba un mensaje en Twitter relacionado con el desastre indio, convocaba una manifestación o enviaba un correo electrónico de captación de activistas, los informes de la compañía lo recogían. Stratfor mandó los resultados de sus investigaciones, entre enero y diciembre, con una cadencia de entre tres días y una semana.

"El 12 de mayo, la activista Shweta Nayaram envió correos llamando a la acción para contactar con la oficina parlamentaria ministerial con dos demandas: crear un comisión de la verdad con la participación de las organizaciones de supervivientes y la liberación inmediata de los detenidos en unas protestas a favor de las víctimas de Bhopal", reza uno de los cables secretos a los que tuvo acceso Público.es.

La empresa de espionaje vigiló con especial atención a activistas que promovían campañas contra el patrocinio de Dow a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, que desató una fuerte polémica en enero de 2011, especialmente en India. Allí numerosos deportistas amenazaron con negarse a participar en las competiciones si Dow mantenía el patrocinio.