Publicado: 14.11.2015 02:35 |Actualizado: 14.11.2015 02:35

Los estados limítrofes con Francia refuerzan sus medidas de prevención ante una posible amenaza terrorista

Francia declara el Estado de emergencia y cierra colegios y líneas de Metro mientras Bélgica intensifica los controles fronterizos y España estudia si declara el estado de alerta.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los atentados en París que ya han dejado centenares de muertos han provocado una reacción en cadena de sus países vecinos, no sólo para mostrar al presidente François Hollande su disposición a ayudar en lo que haga falta, sino para ponerse en alerta ante la posible amenaza a sus propios territorios. 

Así, mientras Francia ha decretado el Estado de alerta y ha cerrado sus fronteras -así como colegios y líneas de Metro-,tanto Bélgica como España estudian qué medidas de prevención tomar. 



Así, el Gobierno belga decidió establecer controles fronterizos con Francia en carreteras, aeropuertos y estaciones de tren a raíz de los atentados terroristas en París.  El primer ministro de Bélgica, Charles Michel, ha tomado esta decisión junto con su titular de Interior, Jan Jambon, y la Policía, informó la agencia Belga.

El mandatario ha convocado el centro de crisis, así como un comité ministerial restringido para realizar las primeras evaluaciones sobre los atentados, con decenas de muertos. "He convocado al Consejo nacional de seguridad, que estará en alerta con el ministro del Interior", anunció Michel en declaraciones a Belga. La Policía del país ha recibido la orden de permanecer en "estado de vigilancia". Michel dijo que Bélgica está al lado de Francia y expresó su apoyo a las víctimas y a sus familiares.

Fernández Díaz reúne a la Comisión de Evaluación para analizar si se eleva el nivel de alerta a 4, de riesgo elevado de sufrir un atentado

Aquí, el Ejecutivo de Mariano Rajoy se reunirá este sábado con los servicios de lucha antiterrorista (la Comisión de Evaluación de amenaza terrorista) para estudiar si elevan el nivel de alerta a 4, es decir, al de riesgo elevado de sufrir un atentado terrorista. Así se repetiría el escenario que ya se produjo el pasado 26 de junio tras los ataques a Francia y Túnez.   

El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha explicado en TVE que se valorará también la oportunidad de mantener un encuentro con el PSOE [esta noche ya se han producido los primeros contactos telefónicos]dentro del marco del pacto antiyihadista suscrito en febrero por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el líder de la oposición, Pedro Sánchez. Según ha destacado Fernández Díaz,  el pacto está siendo de una gran eficacia y utilidad y está permitiendo un contacto muy fluido entre el Ejecutivo y el PSOE.

El titular de Interior ha adevertido, no obstante, que la seguridad absoluta es "imposible", porque "no hay riesgo cero", pero ha lanzado un mensaje de serenidad y tranquilidad a la sociedad española. "Estamos haciendo todo lo que tenemos que hacer en una situación como ésta", ha asegurado el titular de Interior, quien ha ofrecido a las autoridades francesas la máxima colaboración de España.

Por su parte, la oficina del portavoz de la ONU, confió -en un comunicado- en que las autoridades francesas harán "todo lo que esté en sus manos" para llevar "rápidamente a la justicia" a los responsables de los atentados perpetrados. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, expresó a través de ese mismo comunicado su "más profundo pésame" a las familias de las víctimas y deseó "una rápida recuperación de los heridos y afectados" por el ataque, al mismo tiempo que recordó su compromiso con el Gobierno y el pueblo francés. 

Hollande no irá al G-20

Mientras, en Francia, François Hollande sigue de cerca el minuto a minuto de los atentados. De hecho, ha anulado su participación en la cumbre del G-20 que tendrá lugar en Turquía. El Elíseo, sede de la Presidencia, indicó que, de todas formas, el jefe de Estado estará representado en la cumbre de Antalya por los ministros de Exteriores, Laurent Fabius, y de Finanzas, Michel Sapin.

Mientras, el presidente seguirá atendiendo la urgencia de las consecuencias de los ataques, para lo que ha convocado este sábado un Consejo de Defensa. 

Teléfonos del Consulado y la Embajada españolas en Francia

La Embajada y el Consulado de España en Francia han puestos a disposición de los ciudadanos españoles que pudieran estar afectados por los ataques terroristas en París varios teléfonos para comunicarse con las autoridades.

La Embajada cuenta con los teléfonos de 06 15 93 87 01 (desde España 00 33 615 93 87 01), mientras que el Consulado ha habilitado el teléfono +33 (0) 615 93 87 01.

Asimismo, la Prefectura de Policía ha facilitado un número de información para turistas:
+33 (0) 1 45 55 80 00