Público
Público

Estados Unidos, en alerta ante la llegada de 'Sandy'

El huracán, que ya ha causado al menos 59 muertos en el Carible y que llegará este martes a Nueva York, podría traer lluvias nunca vistas en 500 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ya le queda por llegar y las alertas ya empiezan a sonar en el noreste de Estados Unidos. El huracán 'Sandy', que se ha cobrado la vida de al menos 59 personas en su paso por los países del Caribe, podría llegar este mismo martes a la ciudad de Nueva York. Según los últimos cálculos, el huracán podría causar daños por valor de más de 3.000 millones de dólares solo por los vientos, sin contar posibles inundaciones, en la costa este del país

La tormenta, ahora en aguas del Atlántico y con vientos de 120 kilómetros por hora, mantiene su peligrosidad y podría incluso agravarla si finalmente se le suma un frente frío antes de tocar tierra el lunes por la noche en el área de Nueva Jersey u otros estados cercanos. Se estima que entre 50 y 60 millones de personas podrían verse afectadas por la lluvia, la nieve y los fuertes vientos. La mayoría de los estados del litoral ya han emitido una alerta.

Se estima que entre 50 y 60 millones de personas podrían verse afectadas por 'Sandy' en EEUU

El Centro Nacional de Huracanes (CNH) alertó hoy de que el temporal producirá inundaciones peligrosas en la costa central del Atlántico, incluido el brazo de Long Island (estado de Nueva York) y la zona del puerto de Nueva York (el área de agua comprendida entre la desembocadura del río Hudson y el puente de Verrazano).

Ante la amenaza, el transporte público de Nueva York y sus alrededores quedará suspendido a partir de esta noche, según anunció hoy el gobernador del Estado, Andrew Cuomo. Los metros, autobuses y trenes de cercanías de la Autoridad Metropolitana de Transportes (MTA) dejarán de funcionar de forma progresiva y su reapertura dependerá de la evolución de la tormenta.

También se ha decretado este domingo en Nueva York la evacuación de algunas zonas bajas de la ciudad, más expuestas a las posibles inundaciones y en las que viven alrededor de 375.00 personas, y el cierre de las escuelas mañana, lunes. Los ciudadanos que no abandonen esas zonas 'no sólo ponen en riesgo su vida, sino que ponen en peligro a los miembros de los servicios de rescate', afirmó el alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, en una rueda de prensa en la que anunció las medidas.

Nuevo York cierra el transporte y las escuelas y manda la evacuación de las  zonas bajas

Según el CNH, las zonas que se verán afectadas, y que en la mayoría de los casos ya se encuentran bajo alerta, serán fundamentalmente Carolina del Norte, Bermudas y Nueva Inglaterra. También son previsibles vientos huracanados en lugares de la costa entre Chincoteague (Virginia) y Chatham (Massachusetts). Esto incluye la bahía de Delaware, la costa del norte de la península de Delmarva, Nueva Jersey, el área de la ciudad de Nueva York, Connecticut y Rhode Island. Desde Ocean City (Maryland) hasta la frontera entre los estados de Connecticut y Rhode Island las inundaciones podrían acumular hasta 2,4 metros de agua. 

Mientras, desde el otro lado del Atlántico, la Unión Europea se ha solidarizado este domingo por 'la muerte y devastación' provocada por el huracán a su paso por Haití, Cuba, Jamaica, República Dominicana y las Bahamas y ha ofrecido su asistencia y apoyo a los esfuerzos de recuperación en la zona.

La Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Catherine Ashton, y la comisaria de Ayuda Humanitaria y Respuesta ante Crisis, Kristalina Georgieva, han trasladado su consternación 'profunda' por 'la muerte y devastación' en el Caribe.

Ambas han explicado también que 'el Centro de Vigilancia e Información de la UE continúa siguiendo la evolución del huracán junto con los expertos humanitarios de la Comisión Europea sobre el terreno que participarán en la evaluación de la situación y las necesidades potenciales de asistencia'.