Público
Público

Estados Unidos comienza a protegerse contra un eventual ataque de Corea del Norte

Washington ha reforzado la isla de Guam con un sistema antimisiles después de que Hagel calificara la amenaza de Corea del Norte como "real y clara"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos enviará un sistema de defensa antimisiles a Guam para proteger a la isla de Corea del Norte, mientras sus Fuerzas Armadas se ajustan a lo que el secretario de Defensa Chuck Hagel calificó como una amenaza 'real y clara' por parte de Pyongyang. El Pentágono dijo que desplegará en Guam el sistema denominado THAAD, que incluye un lanzador, un interceptor de misiles, un radar AN/TPY-2 y un sistema integrado de control de fuego.

Horas más tarde, la agencia de noticias surcoreana Yonhap dijo que Corea del Norte había trasladado lo que parecía ser un misil de rango medio Musudan a su costa este. No estaba claro si Corea del Norte planeaba disparar el cohete o si lo ubicó allí como una demostración de fuerza, dijo una fuente del Gobierno de Corea del Sur según una cita reproducida.

Pyongyang no ha adoptado ninguna acción militar y no ha mostrado señales de preparar a sus fuerzas armadas, según Washington Algunos expertos han afirmado que Corea del Norte está a varios años de poder atacar a Estados Unidos continental con un arma nuclear, a pesar de que ha trabajado durante décadas para lograr dicha capacidad. El país comunista había amenazado anteriormente con un ataque nuclear contra Estados Unidos y ofensivas con misiles contra sus bases en el Pacífico, incluida Guam. Aquellas amenazas se dieron después de que Naciones Unidas impusiera nuevas sanciones a Corea del Norte por realizar una tercera prueba nuclear en febrero.

'Algunas de las acciones de las últimas semanas presentan una amenaza real y clara', dijo Hagel en una audiencia en la Universidad Nacional de Defensa en Washington después de que Estados Unidos renovara sus planes de defensa con misiles y posicionara dos destructores en el Océano Pacífico. A pesar de su retórica belicista, Pyongyang no ha adoptado ninguna acción militar y no ha mostrado señales de preparar a sus fuerzas armadas de 1,2 millones de soldados para la guerra, dijo el lunes la Casa Blanca.

Eso indicaría que sus amenazas son en parte dirigidas al público doméstico para fortalecer la imagen del joven líder Kim Jong-un antes de las celebraciones por la conmemoración el 15 de abril del aniversario del nacimiento de Kim Il-sun, el fundador del Estado y abuelo de Kim.

Corea del Norte también prohibió el jueves la entrada a un complejo industrial conjunto que comparte con Corea del Sur por segundo día consecutivo y dijo que cerraría la zona si Seúl continúa insultándola.

Los expertos temen que no se pueda encontrar una solución 'sin un intercambio de fuego real'

Los acontecimientos en la península coreana han empezado a poner nerviosos a los mercados financieros globales acostumbrados durante mucho tiempo a la retórica que Corea del Norte lanza rutinariamente contra Seúl y Washington. 'La suposición sigue siendo que esto son más bravatas (...)', dijo Rob Ryan, estratega de Royal Bank of Scotland en Singapur. 'Pero a partir de aquí, hemos llegado a un nivel de tensiones que dicen que las cosas no pueden seguir empeorando sin un intercambio real de fuego', agregó. El índice de acciones asiáticas fuera de Japón perdía un 0,6 por ciento, arrastrado por una caída de 2 por ciento en las acciones de Corea del Sur, mientras que el won surcoreano bajaba un 0,7 por ciento contra el dólar estadounidense. Las acciones estadounidenses se hundieron el miércoles tras los comentarios de Hagel y la noticia del despliegue en Guam.

Corea del Norte también reiteró su amenaza de lanzar un ataque nuclear contra Estados Unidos . Pyongyang dijo que había ratificado un potencial ataque debido a los despliegues militares de Estados Unidos en torno a la península coreana que según afirmó eran el preludio de un posible ataque nuclear en su contra.

Washington ha sido informado del posible ataque de Corea del Norte, dijo un portavoz de su Ejército en un comunicado divulgado por el servicio en inglés de la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA . No estaba claro cómo se entregó tal advertencia, ya que Corea del Norte no tiene relaciones diplomáticas con Washington, aunque la información de KCNA pareció reafirmar muchas de las amenazas que emanan de Pyongyang.

Por su parte, Caitlin Hayden, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, criticó el último comunicado norcoreano. 'Es una nueva propuesta en una larga historia de comunicados provocadores que solamente sirven para aislar aun más a Corea del Norte del resto de la comunidad internacional y socavar su meta de desarrollo económico', dijo Hayden.