Publicado: 06.03.2014 16:47 |Actualizado: 06.03.2014 16:47

Estados Unidos impone nuevas sanciones a Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Estados Unidos ha dado un paso más en su particular tira y afloja con Rusia ante la crisis en Ucrania. A la suspensión de las conversaciones bilaterales con Moscú sobre comercio e inversión y la interrupción de los contactos entre militares de ambos países, la Administración de Barack Obama ha añadido nuevas sanciones. El presidente estadounidense ha ordenado la congelación de los bienes en Estados Unidos y la prohibición de viajar a este país a los, considerados por Washington, responsables de la intervención rusa en la república autónoma de Crimea.

Bajo esta premisa, el Departamento de Estado aplicará restricciones de visados "a numerosos funcionarios e individuos responsables o cómplices en la amenaza a la soberanía y la integridad territorial" ucranianas. "Además, el presidente ha decretado sanciones contra individuos y entidades responsables por socavar el proceso democrático o las instituciones en Ucrania", precisa un comunicado de la Casa Blanca.

Un funcionario del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca. que pidió permanecer anónimo, ha precisado que el presidente ruso, Vladimir Putin, no está incluido en la lista de sancionados. "Es una circunstancia inusual y extraordinaria sancionar a un jefe de Estado, y no comenzaríamos nuestras designaciones haciéndolo", confirmó la fuente.

Según la nota, Rusia ha violado la soberanía ucraniana y sus obligaciones contempladas en la Carta de las Naciones Unidas y su acuerdo de 1997 sobre bases militares en el territorio de Ucrania. Washington asimismo ha convenido con sus otros socios en el G-7 la suspensión de la participación en las actividades que preparaban la cumbre de Grupo del 8, prevista inicialmente en junio en la ciudad rusa de Sochi. Además, como conclusión, el Gobierno estadounidense avisa: "Dependiendo de cómo se desarrolle la situación Estados Unidos está preparado para considerar pasos y sanciones adicionales según sea necesario".

Mientras tanto, EEUU continúa sus gestiones diplomáticas con sus aliados en Europa para aumentar su respaldo militar y, con ello, elevar la presión sobre Rusia. Como respuesta, el ministro ruso de exteriores, Serguéi Lavrov, ha considerado que las medidas tomadas desde Washington sólo contribuyen a "incrementar" la tensión. "La intención de EEUU de imponer sanciones contra Moscú es ya una amenaza. Estas sanciones contra algunos exponentes de la administración rusa incrementan la presión y no son constructivas", aseveró.

No obstante, Lavrov afirmó que "aún no existe un listado" con el nombre de ciudadanos rusos a quienes se les negará el acceso a Estados Unidos. "Sólo se trata de una directiva pero esto no cambia la situación porque continúa suponiendo una amenaza, como su decisión de bloquear la actividad del G-8 o el Consejo OTAN-Rusia", subrayó.

El jefe de la diplomacia ruso destacó además que no existe "ningún acuerdo con EEUU" sobre Crimea después del encuentro que ha mantenido en Roma con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry. Según informaron los medios italianos, el propio Lavrov dio cuenta del desencuentro de puntos de vista con su homólogo estadounidense al finalizar su reunión, de cerca de una hora de duración, mantenida al margen de la Conferencia sobre Libia, que ha reunido a una treintena de representantes de países y organizaciones internacionales.

"Cualquier solución a la crisis ucraniana deberá ser secundada por todas las partes implicadas, incluida Crimea", precisó el jefe de la diplomacia rusa. Kerry anunció anoche en París un "acuerdo para proseguir las conversaciones con los rusos y ucranianos" para intentar solucionar la crisis de Ucrania. El ministro ruso reiteró la postura de su país y repitió lo expresado ayer en Madrid, donde afirmó que la salida a la situación de Ucrania pasa por respetar el acuerdo del 21 de febrero entre el entonces presidente del país, Viktor Yanukovich, y la oposición.