Público
Público

Estados Unidos se postula como defensor de Georgia

El vicepresidente estadounidense, Dick Cheney, tras una reunión con el presidente georgiano, cuestiona la confianza en Rusia como socio internacional después de manifestar la defensa incondicional de su país hacia el pueblo georgia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

 

El vicepresidente de Estados Unidos, Dick Cheney, ha destacado en Tiflis, capital de Georgia, el compromiso de su país y el 'mundo libre' con la reconstrucción económica y la integridad territorial de Georgia.

Cheney hizo estas declaraciones en una comparecencia conjunta con el presidente georgiano, Mijaíl Saakashvili, tras una reunión de casi una hora y media.

El vicepresidente expresó todo el respaldo de su país al Gobierno democráticamente elegido de Georgia y afirmó que 'las acciones de Rusia cuestionan la confianza en ella como socio internacional', y no sólo en el Cáucaso.

'Los estadounidenses conocen muy bien las dificultades de Georgia y estamos con el pueblo georgiano. Vamos a continuar nuestro apoyo', dijo.

Cheney recordó que el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, anunció ayer una ayuda para Georgia de mil millones de dólares que serán destinados a la reconstrucción del país y a asistir a los refugiados.

'Ha llegado la hora de ayudar a Georgia', dijo el vicepresidente de Estados Unidos, tras destacar que militares georgianos han apoyado a las Fuerzas Armadas estadounidenses en Irak.

Cheney, además, reiteró el respaldo de la Casa Blanca a los planes de Georgia de ingresar en la OTAN.

'No estamos solos. Sentimos el gran respaldo de Estados Unidos, Japón, China, la Unión Europea', dijo, por su parte, Saakashvili, quien habló como su huésped en inglés.

El jefe de Estado georgiano denunció que en Abjasia y Osetia del Sur, territorios que Georgia ha declarado ocupados por Rusia, 'se ha producido una limpieza étnica, cuya legalización no se puede permitir'.

Hizo un llamamiento al mundo a rechazar las independencias declaradas por Abjasia y Osetia del Sur, reconocidas sólo por Rusia y por el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega.

'Estamos dispuestos al diálogo con todos, con todos los países, con los vecinos', dijo Saakashvili.