Público
Público

"Estaremos en Bagdad en marzo"

Hace cinco años, Bush dejó claro a Aznar en Crawford que EEUU invadiría Irak con o sin resolución de la ONU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El 22 de febrero de 2003, hace hoy cinco años, el presidente norteamericano George W. Bush, acogió en su rancho de Crawford (Texas) al entonces presidente del Gobierno español, José María Aznar. "Quedan dos semanas. En dos semanas, estaremos militarmente listos. Estaremos en Bagdad a finales de marzo".

Bush anticipó de este modo contundente a Aznar los datos sobre la inminente invasión de Irak, una decisión adoptada con independencia de los resultados de las inspecciones de Naciones Unidas. He aquí los tramos más relevantes de la conversación privada cuya transcripción publicó El País el pasado 26 de septiembre. Queda en evidencia que la búsqueda -fallida- de una segunda resolución de la ONU era un recurso para cubrir las espaldas del primer ministro británico Tony Blair y de Aznar, acosados ambos por sus respectivas opiniones públicas.

Presidente Bush. Estamos a favor de conseguir una segunda resolución en el Consejo de Seguridad y querríamos hacerlo rápidamente...

Presidente Aznar. Mejor el martes, después de la reunión del Consejo de Asuntos Generales de la Unión Europea...

P. B. Podría ser el lunes por la tarde, teniendo en cuenta la diferencia horaria. En cualquier caso, la próxima semana. Vemos la resolución redactada de manera que no contenga elementos obligatorios, que no mencione el uso de la fuerza y que constate que Sadam Hussein ha sido incapaz de cumplir sus obligaciones. Ese tipo de resolución puede ser votada por mucha gente. Sería algo parecido a la que se obtuvo cuando lo de Kosovo [el 10 de junio de 1999].

P. A. ¿Se presentaría ante el Consejo de Seguridad antes e independientemente de una declaración paralela?

Condoleezza Rice. En realidad, no habría declaración paralela. Estamos pensando en una resolución tan simple como sea posible sin muchos detalles de cumplimiento que pudieran servir para que Sadam Hussein los utilizara como etapas y, consiguientemente, incumplirlas. Estamos hablando con Blix [jefe de los inspectores de la ONU] y otros de su equipo para obtener ideas que pueden servir para introducir la resolución.

P. B. Sadam Hussein no cambiará y seguirá jugando. Ha llegado el momento de deshacerse de él. Es así. Yo, por mi parte, procuraré a partir de ahora utilizar una retórica lo más sutil posible, mientras buscamos la aprobación de la resolución. Si alguien veta [Rusia, China y Francia poseen junto a EEUU y Reino Unido derecho a veto en el Consejo de Seguridad en su calidad de miembros permanentes], nosotros iremos. Sadam Hussein no se está desarmando. Le tenemos que coger ahora mismo. Hemos mostrado un grado increíble de paciencia hasta ahora. Quedan dos semanas. En dos semanas, estaremos militarmente listos... Estaremos en Bagdad a finales de marzo...Nos gustaría contar con un mandato de Naciones Unidas.

P. A. Es muy importante contar con una resolución. No es lo mismo actuar con ella que sin ella. Sería muy conveniente contar en el Consejo de Seguridad con una mayoría que apoyara esa resolución. De hecho, es más importante contar con mayoría incluso si alguien emite un veto. Creemos que el contenido de la resolución debería entre otras cosas constatar que Sadam Hussein ha perdido su oportunidad.

P. B. Sí, por supuesto. Sería mejor eso que hacer una referencia a "los medios necesarios" [se refiere a la resolución tipo de la ONU que autoriza a utilizar "todos los medios necesarios"].

P. A. Sadam Hussein no ha cooperado, no se ha desarmado, deberíamos hacer un resumen de sus incumplimientos y lanzar un mensaje más elaborado. Eso permitiría, por
ejemplo, que México se moviera...

P. B. La resolución estará hecha a la medida de lo que pueda ayudarte. Me da un poco lo mismo el contenido.

P. A. Te haremos llegar unos textos.

P. B. Nosotros no tenemos ningún texto. Solamente un criterio: que Sadam Hussein se desarme. No podemos permitir que Sadam Hussein alargue el tiempo hasta el verano. Al fin y al cabo, ya ha tenido cuatro meses en esta última etapa y eso es tiempo más que suficiente para desarmarse.P. A. Nos ayudaría ese texto para ser capaces de patrocinarlo y ser sus coautores, y conseguir que mucha gente lo patrocine.

P. B. Perfecto.

P. A. ¿Cómo se combina la resolución y el informe de los inspectores?

Condoleezza Rice. En realidad, no habrá informe el 28 de febrero, sino que los inspectores presentarán un informe escrito el 1 de marzo y su comparecencia ante el Consejo de Seguridad no se producirá hasta el 6 ó 7 de marzo de 2003. No esperamos gran cosa de ese informe. Como en los anteriores, pondrán una de cal y otra de arena. Tengo la impresión de que Blix será ahora más negativo que lo que antes fue sobre la voluntad de los iraquíes. Después de la comparecencia de los inspectores en el Consejo, debemos prever el voto sobre la resolución una semana después. Los iraquíes, entre tanto, intentarán explicar que van cumpliendo sus obligaciones. Ni es cierto ni será suficiente, aunque anuncien la destrucciónde algunos misiles.

P. B. Esto es como la tortura china del agua. Tenemos que poner fin a ello.

P. A. Estoy de acuerdo, pero sería bueno contar con el máximo número de gente posible. Ten un pocode paciencia.

P. B. Mi paciencia está agotada. No pienso ir más allá de la mitad de marzo.

P. A. No te pido que tengas una paciencia infinita. Simplemente, que hagas lo posible para que todocuadre.

P. B. Países como México, Chile, Angola y Camerún deben saber que lo que está en juego es la seguridad de los EEUU y actuar con un sentido de amistad hacia nosotros. El presidente Ricardo Lagos debe saber que el Acuerdo de Libre Comercio con Chile está pendiente de confirmación en el Senado y que una actitud negativa en este tema podría poner en peligro esa ratificación. Angola está recibiendo fondos del Millenium Account y también podrían quedar comprometidos si no se muestran positivos. Y Putin debe saber que con su actitud está poniendo en peligro las relaciones de Rusia con los Estados Unidos.

P. A. Tony querría llegar hasta el 14 de marzo.

P. B. Yo prefiero el 10. Esto es como el juego de policía malo y policía bueno. A mí no me importa ser el policía malo y que Blair sea el bueno.

P. A. ¿Es cierto que existe alguna posibilidad de que Sadam Hussein se exilie?

P. B. Sí, existe esa posibilidad. Incluso de que sea asesinado.

P. A. ¿Exilio con alguna garantía?

P. B. Ninguna garantía. Es un ladrón, un terrorista, un criminal de guerra. Comparado con Sadam, Milosevic sería una Madre Teresa. Cuando entremos, vamos a descubrir muchos más crímenes y le llevaremos al Tribunal Internacional de Justicia de La Haya. Sadam cree que ya se ha escapado. Cree que Francia y Alemania han detenido el proceso de sus responsabilidades. Cree también que las manifestaciones de la semana pasada [sábado 15 de febrero] le protegen. Y cree que yo estoy muy debilitado...

P. A. En realidad, el mayor éxito sería ganar la partida sin disparar un solo tiro y entrando en Bagdad.P. B. Para mí, sería la solución perfecta. Yo no quiero la guerra. Sé lo que son las guerras. Sé la destrucción y la muerte que traen consigo. Yo soy el que tiene que consolar a las madres y a las viudas de los muertos. Además, nos ahorraría 50.000 millones de dólares.

P. A. Necesitamos que nos ayudéis con nuestra opinión pública.

P. B. Haremos todo lo que podamos.

P. A. Lo que estamos haciendo es un cambio muy profundo para España y para los españoles. Estamos cambiando la política que el país había seguido en los últimos 200 años.Lo único que me preocupa de ti es tu optimismo.

P. B. Soy optimista porque creo que estoy en lo cierto...