Público
Público

El este de EEUU se prepara para la llegada de 'Irene'

El ciclón podría ocasionar pérdidas de miles de millones de dólares en los principales centros urbanos de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El huracán 'Irene' ha comenzado a azotar la costa atlántica de EEUU con lluvia, oleaje, vientos de hasta 144 kilómetros por hora y la amenaza de apagones para al menos 65 millones de personas, mientras el Gobierno insiste en su mensaje de cautela y preparación. En la costa de Carolina, donde hay olas de 20 pies, se han registrado ya los primeros daños materiales.

Aunque el huracán se ha debilitado a categoría 1 se prevé que ascienda al nivel tres, de un máximo de cinco en la categoría Saffir-Simpson, en las próximas horas. El Gobierno y el propio presidente Barack Obama han advertido de que el ciclón puede causar grandes daños en su recorrido a lo largo de las zonas costeras del este del país, por lo que han pedido que las personas tomen las debidas medidas de precaución.

En Nueva York, las autoridades han ordenado la evacuación obligatoria de más de 250.000 personas, procedentes de todas las zonas situadas al nivel del mar, ha informado el alcalde Michael Bloomberg. 'Nunca hemos hecho una evacuación obligatoria y no lo estaríamos haciendo ahora si no pensáramos que esta tormenta tiene el potencial de ser muy grave', ha afirmado. 

Obama, que ha adelantado un día el regreso de sus vacaciones a consecuencia del huracán, ha indicado en una pequeña rueda de prensa en la isla de Martha's Vineyard que todo apunta que éste será un huracán 'histórico' y ha recomendado a los estadounidenses que elaboren un plan, tengan a mano botiquines de emergencia y se familiaricen con las rutas de evacuación en sus respectivas zonas.

Aunque los estados del golfo de México sufren huracanes con frecuencia, la costa Este, donde se concentran algunas de las ciudades, aeropuertos y redes de transporte más importantes del país, está mucho menos acostumbrada y preparada para este tipo de fenómenos.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, ha anunciado que a partir del mediodía de mañana permanecerá cerrada toda la red de transporte público. En una medida sin precedentes en la historia de la ciudad, la Autoridad Metropolitana del Transporte (MTA) no reanudará los sistemas de autobús, metro y ferrocarril hasta el lunes a las 7.00, hora local (11.00 GMT).

También se han comenzado a evacuar los hospitales y asilos situados al nivel del mar, que deberán estar totalmente desalojados antes de las 20.00, hora local (00.00 GMT del sábado). Todas las obras de Nueva York permanecerán suspendidas hasta el lunes y se recomienda a los ciudadanos evitar parques y jardines, por el riesgo de caídas de árboles, así como las playas, debido al fuerte oleaje que producirá el primer huracán que amenaza territorio estadounidense desde 2008, cuando 'Ike' impactó en Texas.

Las autoridades han emitido alertas para buena parte de la costa atlántica, desde Carolinas hasta Massachusetts, porque 'Irene', que a su paso por el Caribe  ha dejado seis muertos -dos en Haití, uno en Puerto Rico y tres en República Dominicana-, podría ocasionar pérdidas de miles de millones de dólares. Las refinerías de Delaware, Nueva Jersey, Pensilvania y Virginia procesan en su conjunto cerca del 8% del combustible de EEUU y cualquier interrupción por culpa del huracán podría disparar los precios del crudo, según analistas.

Todavía está por decidir si también se evacuará a los residentes de áreas por debajo del nivel del mar en las zonas de Battery Park City en Manhattan, Coney Island en Brooklyn, Far Rockaways en Queens y algunos barrios de Staten Island.

A juzgar por las imágenes de televisión, miles de estadounidenses se preparan ante la posibilidad de quedarse sin luz, agua y comestibles en los próximos días. 'Fuí al supermercado a comprar una linterna y ya no había. Los estantes estaban vacíos y las cajas estaban llenas de botellas de agua, leche y demás, como si viniera el fin del mundo', cuenta Margarita García Ripa, vecina de la ciudad de Fairfax (Virginia), que agrega que cree 'que exageran porque no se sabe la gravedad de esto. Está bien prepararse pero tampoco es para tanto'.

Robyn Thiemann, vecina de Falls Church (Virginia), ha descrito el escenario de caos que vivió en un almacén de bricolaje, cuando fue a comprar un generador. 'Me senté sobre el generador hasta que pude llevarlo a la caja, y tres personas intentaron comprarlo aun conmigo encima, literalmente', ha explicado.

En declaraciones a la cadena televisiva CBS, la gobernadora de Carolina del Norte, Beverly Perdue, ha informado que las patrullas estatales, la Cruz Roja y la Guardia Nacional ya están preparadas para cualquier eventualidad.

Según el Centro Nacional de Huracanes, 'Irene' se aproximará a Carolina del Norte temprano en la mañana del sábado y continuará su peligroso rumbo hacia Nueva York el próximo domingo.