Publicado: 05.10.2014 11:52 |Actualizado: 05.10.2014 11:52

La Eurocámara decide esta semana el pulso entre socialistas y conservadores sobre Cañete

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los vicepresidentes designados de la futura Comisión Europea (CE) pasarán lunes y martes por las audiencias de escrutinio de la Eurocámara, que también terminará de examinar esta semana la idoneidad del resto de futuros comisarios, entre ellos el de Clima y Energía, el español Miguel Arias Cañete.

El lunes se someten al "cara a cara" con los eurodiputados los vicepresidentes de la CE para el Euro y el Diálogo Social, Valdis Dombrovskis; de Unión de la Energía, Alenka Bratusek; Mercado Único Digital, Andrus Ansip, y la Alta Representante de la UE, Federica Mogherini; mientras que el martes lo harán el de Crecimiento y Empleo, Jyrki Katainen y el vicepresidente primero, Frans Timmermas.

En el caso de este último, el escrutinio será llevado a cabo por los presidentes de los grupos políticos y de las comisiones parlamentarias, dado que el holandés será la mano derecha del presidente electo de la CE, el luxemburgués Jean-Claude Juncker.

De todos los vicepresidentes, fuentes parlamentarias apuntan a la eslovena Bratusek como la candidata "más sensible". Se espera que la ex primera ministra eslovena sea muy contestada por los eurodiputados de su país en la audiencia del Parlamento Europeo (PE), pues la mayoría la critica por postularse a sí misma y buscarse una salida política dorada después de perder las elecciones y mientras su partido formaba parte del Gobierno interino. Para algunos eurodiputados también juega un su contra la difusión de un vídeo en internet en la que aparece cantando la canción "Y viva el comunismo".

De los comisarios designados que han pasado por el "cara a cara" con los eurodiputados hasta ahora, cinco han quedado "en espera" de proporcionar más información demandada por los eurodiputados. En el caso de Arias Cañete, la comisión de Asuntos Jurídicos estudiará mañana su declaración de intereses. Tras ese trámite, los grupos políticos decidirán si recomiendan al exministro español para el cargo de comisario de Clima y Energía.

También están pendientes de confirmar su futuro los candidatos a las carteras de Servicios Financieros, el británico Jonathan Hill; de Educación, el húngaro Tibor Navracsics; de Justicia, la checa Vera Jourova, y de Asuntos Económicos, el francés Pierre Moscovici.

Los comisarios "en espera" son dos del PPE, uno de los socialdemócratas, uno liberal y uno de los conservadores y reformistas británicos

Así, por el momento -y antes de que se "examinen" los vicepresidentes- los comisarios "en espera" son dos del PPE, uno de los socialdemócratas (S&D), uno liberal (ALDE) y uno de los conservadores y reformistas británicos (ECR).

Los eurodiputados podrían terminar por no recomendarlos, dar luz verde solo a algunos, o incluso propiciar un cambio de carteras si así se evitan conflictos, explicaron fuentes parlamentarias. Otras fuentes indicaron a Efe que el hecho de que haya varios candidatos de distintos grupos políticos puede servir a unos y otros para "hacer presión".

Fuentes del PPE explicaron a Efe que si los socialdemócratas votan contra Cañete, la familia conservadora europea hará lo propio contra Moscovici.

El propio Juncker, que una vez concluidas las audiencias se reunirá el jueves con los líderes de la Eurocámara, ya ha dejado claro en petit comité que si no existe acuerdo de la Eurocámara sobre el reparto de carteras y nombres propuestos, no descarta hacer "ajustes" la próxima semana en su equipo inicial para el Ejecutivo comunitario, según fuentes europeas.

"Juncker está satisfecho con todos los comisarios designados y espera que pueda darse luz verde a esta Comisión. Más adelante, si hay que hacer ajustes sin embargo, no cierra la puerta", señalaron estas fuentes.

La voluntad del ex primer ministro luxemburgués es que su equipo de comisarios designados sea avalado en bloque por el pleno del Parlamento Europeo el próximo 22 de octubre para asumir las nuevas funciones el primero de noviembre y cerrar así los diez años de liderazgo del conservador portugués José Manuel Durão Barroso en la presidencia de la Comisión Europea.