Publicado: 07.11.2014 11:31 |Actualizado: 07.11.2014 11:31

El Eurogrupo aboga por una línea de crédito reforzada para Grecia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Eurogrupo consideró este jueves que Grecia debería solicitar una línea de crédito con condiciones reforzadas a sus socios de la eurozona tras concluir la parte europea del recate y que el Fondo Monetario Internacional (FMI) también participe de alguna forma en ese tercer paquete de ayuda al país mediterráneo.

El ministro griego de Finanzas, Gikas Jardúvelis, explicó a sus colegas "lo que piensa el Gobierno" hacer tras el fin del programa de ajuste macroeconómico europeo el 1 de enero, según el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem. Tras su exposición los ministros han concluido que "nuestras posturas están claramente convergiendo", explicó Dijsselbloem en la rueda de prensa posterior al encuentro de los Dieciocho titulares de Economía y Finanzas. "Teniendo en cuenta la todavía frágil situación de los mercados y los muchos retos de reformas que aún quedan por delante, hay un amplio respaldo para una línea de crédito preventiva en la forma de una línea de crédito con condiciones reforzadas", del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), dijo el presidente del Eurogrupo.

Dijsselbloem afirmó que ayer hubo sólo una primera conversación preliminar sobre este tema y que ahora "descubriremos y trabajaremos más en las condiciones que irán unidas" a esta línea de crédito con condiciones reforzadas, explicó. El también ministro de Finanzas de Holanda afirmó que, además, hay un "entendimiento amplio" en el Eurogrupo de que el "Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene que estar implicado". "Se necesitan más discusiones sobre la implicación exacta" del FMI, indicó, cuya parte del rescate griego finaliza, en principio, a finales del primer trimestre de 2016.

La cantidad de la línea de crédito "tendrá que ser diseñada en base al análisis final del actual" segundo rescate, que, sumado al primero ha supuesto unos 172.600 millones de euros, al igual que el número de condiciones que Grecia tendría que cumplir. Grecia estaría sujeta a una supervisión, al igual que ahora, por parte de la troika.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovi, dijo por su parte que "buscamos soluciones para permitir a los griegos a aprobar las reformas necesarias y a contribuir a la integridad de la eurozona y en eso Grecia debería participar". "Estamos dispuestos a considerar una línea de crédito", indicó el exministro francés. "Todo el mundo coincide en que deberíamos dejar de gestionar al detalle a Grecia (...) pero al mismo tiempo necesitará ayuda de la Unión Europea (UE) y la UE estará preparada para ayudarle", dijo.

Dijsselbloem recalcó que, al tiempo que se trabaje en los detalles técnicos de la línea de crédito para Grecia a partir del 1 de enero de 2015, es crucial que la actual misión de revisión del rescate que realiza la tríada de acreedores internacionales -la CE, el BCE y el FMI- sea finalizada. Grecia ha presentado a la troika un "paquete de medidas adicionales", pero "mientras éste constituyen un progreso importante, hace falta más", explicó el presidente del Eurogrupo.

La troika quiere reanudar "cuanto antes" la quinta misión de revisión, recalcó, a fin de cerrar pronto los temas pendientes. "Cerrar la misión actual es por supuesto una precondición importante para las conversaciones sobre cualquier arreglo posterior" al rescate griego a partir de enero, recalcó. Para Dijsselbloem "es crucial que haya una señal de que podemos apoyar a Grecia" y que "es importante que no haya una brecha ahí" entre el fin del programa y la solución que se acuerde, insistió.

Moscovici explicó que la idea es que la tríada de acreedores internacionales "regrese antes de finales de la próxima semana" a Atenas para preparar las decisiones que tienen que tomarse antes del 8 de diciembre. El comisario europeo visitará antes de ese día Atenas y también Nicosia en su primer viaje oficial, recalcó. Precisamente, el Eurogrupo aprobó este jueves un nuevo desembolso del rescate a Chipre por valor de 350 millones de euros, pero condicionaron el pago a que el país no posponga la aplicación de la legislación sobre las ejecuciones hipotecarias.

En una línea de crédito con condiciones reforzadas Grecia se verá obligado a adoptar medidas correctivas con el objetivo de hacer frente a debilidades y de evitar cualquier problema futuro respecto a su acceso a la financiación de los mercados. Las debilidades se refieren a la incapacidad del país de mantener su deuda pública sostenible o respetar los compromisos asumidos dentro de un procedimiento por déficit excesivo, según un documento del MEDE.

También si no mantiene un "buen historial" sobre su capacidad de acceder a los mercados o una posición externa sostenible, así como si no es capaz de evitar problemas de solvencia bancaria que "podrían suponer un riesgo sistémico para la estabilidad del sistema financiero de la zona del euro".