Publicado: 18.03.2014 11:08 |Actualizado: 18.03.2014 11:08

Putin firma en el Parlamento la reincorporación de Crimea a Rusia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha dado su visto bueno al borrador de un tratado para la incorporación de Crimea en la Federación Rusia, en una resolución publicada hoy en el portal oficial ruso de información jurídica. El presidente ruso, Vladímir Putin, y los líderes de Crimea, Serguéi Axiónov, y Sebastopol firmaron hoy un acuerdo bilateral por el que se acoge a la república de Crimea y la ciudad de Sebastopol en el seno de la Federación Rusa.

Tras la firma, tanto Crimea como Sebastopol (donde tiene su base la Flota del Mar Negro), se han convertido automáticamente en sujetos de la Federación Rusa. En el tratado se señala que los habitantes de Crimea adquieren la nacionalidad rusa, si "en el plazo de un mes" no declaran su voluntad de mantener su actual nacionalidad.

El acuerdo también contempla la celebración de elecciones regionales en Crimea y municipales en Sebastopol en septiembre de 2015. Hasta entonces, las autoridades actuales de Crimea seguirán ejerciendo el poder. Se establecen tres idiomas cooficiales en el territorio de la península: ruso, ucraniano y crimeano-tártaro. Crimea tiene unos dos millones de habitantes, de los cuáles cerca del 60 por ciento rusos, 24 por ciento ucranianos y 12 por ciento tártaros.

Durante su comparecencia en el Kremlin, Putin se ha dirigido al Parlamento y ha asegurado que "Crimea ha sido siempre rusa, era cuestión de tiempo que esto sucediese". El discurso ha comenzado con un repaso histórico y ha denunciado que" mientras había una dictadura nadie le preguntó a Crimea si quería formar parte de Ucrania". También ha señalado que la política "en Ucrania ha cambiado varias veces de presidente pero siempre han maltratado al país".

Con respecto a la entidad de Crimea, el presidente ruso insiste en que "no queremos dividir Crimea, Crimea es y será rusa y ucraniana y tártara". Vladímir Putin, ha afirmado durante el discurso que en el caso de Ucrania Occidente "se ha pasado de la raya". "Todo tiene sus límites, y en caso de Ucrania nuestros socios occidentales se han pasado de la raya, se han comportado de manera grosera, irresponsable y poco profesional", ha manifestado en su intervención ante el pleno del Parlamento ruso reunido en el Kremlin, transmitida en directo por la televisión.

El papel internacional también ha tenido un gran hueco en el discurso del presidente, que ha bromeado con respecto a organizaciones como la OTAN: "los marineros de la OTAN son buenos chavales. Les recibiremos encantados en Sebastopol, pero como turistas". A su vez se ha referido a los supuestos planes de las nuevas autoridades ucranianas de entrar en un futuro en la OTAN. Putin ha tenido espacio en su discurso para recordar el papel de Occidente frente a Kosovo, que ha reprochado que sí reconoce el país balcánico y no a Crimea pese a que, a su juicio, la situación es "la misma".

Por otra parte, Putin se ha pronunciado en contra de los episodios sucedidos en la plaza de la Independencia, en Kiev, clasificándolos como "un golpe de Estado que ha utilizado el terror" pero ha insistido en el papel de Rusia en esta ciudad, "Kiev siempre ha sido rusa, fue la primera ciudad rusa".  

La intervención del jefe del Estado  ha tenido lugar en la sala San Jorge del Gran Palacio del Kremlin, en el mismo formato en el que una vez al año presenta su informe sobre el estado de la nación.

El presidente ruso ha reconocido a su vez, por decreto, a la república autónoma ucraniana de Crimea como un Estado soberano e independiente.

"Teniendo en cuenta la expresión de la voluntad de los pueblos de Crimea en el referéndum celebrado el 16 de marzo de 2014, (decreto) reconocer la República de Crimea, en la cual la ciudad de Sebastopol tiene un estatus especial, como un Estado soberano e independiente. Este decreto entra en vigor hoy", señala el documento.

El Parlamento de Crimea aprobó ayer una resolución por la que se declaró independiente de Ucrania y pidió oficialmente la incorporación de la península a Rusia después de que el 96,77 % de los votantes apoyara el domingo en referéndum su reunificación con el país al que perteneció hasta 1954.