Publicado: 27.05.2015 23:04 |Actualizado: 28.05.2015 07:05

El TTIP pasa hoy su primer examen en el Europarlamento

La cámara no ha aprobado resoluciones sobre el acuerdo UE-EEUU desde que comenzaron las negociaciones, marcadas por la opacidad y la influencia de las multinacionales.

Publicidad
Media: 4.83
Votos: 6
Comentarios:
Europarlamento

Europarlamento

MADRID.- El TTIP afectará a todas las relaciones comerciales entre los veintiocho y Estados Unidos y permitirá a las empresas demandar a los estados ante tribunales privados, pero se negocia en secreto. Y sin que el Parlamento Europeo intervenga: la cámara dejó las negociaciones en manos de la Comisión Europea, y sólo votará el acuerdo final, sin poder plantear enmiendas.

Este jueves, el polémico TTIP (Transatlantic Trade and Investment Partnership) afronta su primer examen ante la Eurocámara desde que comenzaron las negociaciones, que aún están muy lejos de concluir. La Comisión de Comercio Internacional (INTA) vota desde las diez y media de la mañana el proyecto de informe sobre el acuerdo comercial entre Bruselas y Washington, y de ser ratificado el texto final será votado en el Europarlamento en dos semanas. 



De apostar por la reforma del ISDS, los opositores al TTIP aseguran que la Comisión presentará una versión "maquillada" que seguirá dando más poder a las empresas

Fuentes conocedoras de la negociación aseguran a este diario que básicamente caben dos opciones en esta votación: que INTA apruebe un texto con líneas rojas débiles sobre el TTIP y rechace el blindaje a las multinacionales, o que esta comisión apueste por la reforma de ese mecanismo de blindaje o ISDS, lo que a priori parece más probable.

Apostar por el rechazo a la cláusula de protección de las multinacionales (ISDS) supondría apoyar a las organizaciones sociales y partidos políticos que quieren dejar fuera del acuerdo el mecanismo que permite a las multinacionales demandar a los estados en los que inviertan. De apostar por la reforma del ISDS, los opositores al TTIP aseguran que la Comisión presentará una versión "maquillada" que seguirá dando gran poder a las empresas.

El director de la Comisión INTA, Bernd Lange, firma el documento en cuya elaboración han participado catorce comisiones que han presentado 898 enmiendas al TTIP. Y seis de estas comisiones se han posicionado en contra del blindaje a las empresas. La Comisión se ha visto obligada a vender una reforma de este mecanismo de blindaje, tras la consulta abierta en la que 150.000 europeos votaron sobre el ISDS, cuando el 97% rechazó incluir esta cláusula en el acuerdo.

La cámara al completo se pronunciará dentro de dos semanas, pero su acción ni siquiera tendrá carácter vinculante, sino que expresará la postura del parlamento ante el cuestionado acuerdo, y marcará algunas directrices que la Comisión no tiene porqué seguir. La Eurocámara expresó su posición sobre el TTIP antes de empezar a negociar, a mediados de 2013, y ahora vuelve a hacerlo cuando las críticas al acuerdo arrecian.