Publicado: 10.07.2015 11:28 |Actualizado: 10.07.2015 11:28

El vicepresidente del Parlamento Europeo reconoce que el acuerdo con EEUU “encierra aspectos que tienen que ser depurados”

Ramón Luis Valcárcel afirma que la oferta de Tsipras a la Unión Europea “son los contenidos del sí” al referéndum griego y sostiene que Atenas “está mareando la perdiz” y “tiene que comprometerse” a cumplir los acuerdos que alcance.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Ramon Luis Valcárcel.- AFP

Ramon Luis Valcárcel.- AFP

SAN LORENZO DE EL ESCORIAL/MADRID.- El acuerdo con Estados Unidos parece tomar forma. El Parlamento Europeo aprobó este miércoles el informe sobre el TTIP, el acuerdo de libre comercio entre Bruselas y Washington. Sin embargo, dos días después, el vicepresidente de la Eurocámara, Ramón Luis Valcárcel ha reconocido que dicho acuerdo “encierra aspectos que tienen que ser depurados” y que sólo inicia “una andadura bastante larga y no exenta de polémicas”.

A pesar de ello, Valcárcel sostiene que “no tiene por qué ser recibido de uñas a priori” y asegura que España va a salir beneficiado, sobre todo por la exportación de productos agrícolas.



Asimismo, afirma que tendrán que exigir garantías “para nuestra concepción tanto jurídica como cultural europea” y cree que “no tiene por qué ser malo”.

En relación a la oferta de Alexis Tsipras a la Unión Europea, el vicepresidente de la Eurocámara ha subrayado que lo que ahora propone el ministro griego “son los contenidos del sí que proponía la UE en el referéndum griego” y señala que Atenas “está mareando la perdiz” y “tiene que comprometerse” a cumplir los acuerdos que alcance.

De la misma manera ha expresado su satisfacción por el planteamiento del país heleno y confía en que Grecia siga estando dentro de la Unión Europea y Monetaria llevando a cabo “reformas que hagan viable un país que hasta ahora era inviable”.

Al hilo de estas declaraciones ha valorado el “no” de Grecia a la UE y reconoce que es “un triunfo” para Tsipras y ante ello, “deberíamos tomar nota”.

Preguntado por sus relaciones actuales con el presidente Ruso Vladimir Putin –tras la invasión y adhesión de la Península de Crimea- Valcárcel ha explicado que Europa está “intentando poner normalidad dentro de una situación que no es normal”.

A renglón seguido Valcárcel ha mencionado la famosa lista negra de Putin, en la que se prohíbe la entrada a 89 personas y en la que figura su nombre, y ha manifestado que los vetados sólo “hemos ido a defender criterios de libertad de los pueblos”.