Público
Público

La evacuación de Alepo comienza con la salida de los primeros heridos

Ambulancias y autobuses entran en los barrios asediados del este de la ciudad. La Cruz Roja asegura que al menos 28 heridos y unos 1.000 civiles han salido ya de la urbe.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Varios autobuses esperan en la zona asediada de Alepo a poder salir. - REUTERS

MADRID.- La evacuación del este de Alepo por fin ha comenzado, según ha confirmado este jueves el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR). La portavoz del organismo, Ingy Sedky, ha informado de que al menos 28 heridos y unos 1.000 civiles, entre los que hay unos 300 menores, han salido de los barrios sitiados de la ciudad siria. El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, eleva la cifra de evacuados a 1.150 entre civiles y heridos.

La segunda ronda de evacuación todavía se está desarrollando, según ha declarado Sedky, que no ha podido precisar cuándo acabará el proceso. Según datos proporcionados por la televisión siria, está previsto que unos 4.000 combatientes con sus familiares y 9.000 civiles abandonen los distritos sitiados de la parte oriental de Alepo, tras el acuerdo alcanzado la pasada anoche entre las partes, que estipula un alto el fuego y la evacuación.

Autobuses verdes y ambulancias entraron desde la zona bajo control gubernamental en la parte oriental de Alepo. Al mismo tiempo, las fuerzas gubernamentales sirias entraron con excavadoras en los distritos asediados para quitar sacos de arena y despejar el área. La televisión estatal siria mostró una larga hilera de autobuses cruzando hacia las últimas zonas bajo control de los rebeldes en la ciudad. Los vehículos partieron del barrio de Al Ramusa, en el sur y en manos del Ejército, y se dirigieron al distrito de Al Salahedín, en poder de los insurgentes, para acceder al punto para recoger a los enfermos y heridos.

La televisión siria destacó que "las partes ─Gobierno de Bachar al Asad y rebeldes─ han pedido al CICR y a la Media Luna Roja que faciliten la evacuación de los heridos del este de Alepo". La televisión siria agregó que también hay presencia de representantes de la ONU para supervisar toda la operación. La ONU ha confirmado que dará apoyo y asistencia durante la evacuación. "Esperamos que hoy veamos el principio de un último y exitoso intento de evacuaciones de este terrible lugar", ha señalado el responsable humanitario para Siria, Jan Egeland.

Mientras, Al Asad ha "felicitado" a sus conciudadanos por la "liberación de Alepo". En un vídeo difundido por la agencia de noticias oficial siria, SANA, el presidente apunta que "la situación cambiará no solo en Siria o en la región, sino en todos los países del mundo; habrá un antes y después de Alepo, el tiempo se convertirá en historia". "Afirmo que lo ocurrido hoy es historia, que todos los ciudadanos sirios la están escribiendo, pero no empezó hoy sino hace cinco años con el comienzo de la crisis y la guerra en Siria", señaló. En ese sentido, aseguró que todos los sirios han permanecido "junto a su país y a la patria".

Sin embargo, la evacuación no ha comenzado bien. El Gobierno turco ha denunciado que el alto fuego se ha saboteado "continuamente". "Es una vergüenza para el mundo", ha declarado el ministro turco de Asuntos Europeos, Ömer Çelik, en una intervención transmitida en directo por la cadena turca NTV. Çelik confirmaba además las informaciones difundidas por la agencia turca Anadolu, según las cuales el primer convoy que intentó salir de Alepo fue tiroteado y tuvo que regresar.

Durante este tiroteo, que Anadolu atribuye a "milicias chiíes bajo mando de Irán", murieron cuatro civiles, según aseguró a la agencia Mahmud Navlo, un dirigente de los grupos rebeldes en Alepo. El incidente tuvo lugar en el barrio de Ramusa, en la periferia suroccidental de Alepo, mientras el convoy esperaba en un punto de control del Ejército sirio, aseguró esa fuente. Este primer convoy que intentó salir de la ciudad sitiada transportaba a 200 heridos, entre ellos 50 en estado grave, en cumplimiento del acuerdo alcanzado por Turquía y Rusia, países garantes de la oposición y del régimen sirio.