Público
Público

Evo Morales afirma que la Iglesia perderá "privilegios" en Bolivia

El partido del presidente boliviano ha señalado que perderán "privilegios de poder" y tributará por actividades "lucrativas", con la entrada en vigor de la nueva Carta Magna el próximo año

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El partido del presidente Evo Morales ha señalado que la Iglesia Católica perderá 'privilegios de poder' y tributará por actividades educativas que sean 'lucrativas', con la entrada en vigor de la nueva Carta Magna en Bolivia el próximo año.

El anuncio fue realizado por el jefe de los diputados del gubernamental Movimiento Al Socialismo (MAS), César Navarro, en medio de la tensión existente entre oficialismo y dirigentes de la Iglesia que ven en el anuncio un intento de 'amedrentamiento'.

Navarro dijo que un sector de la 'jerarquía' de la Iglesia siempre tuvo 'privilegios de poder' por su relación con los gobiernos, lo cual -agregó- terminará porque la nueva Carta Magna plantea la independencia del Estado respecto a las religiones.

El próximo 25 de enero será sometido a referendo el proyecto de Constitución que impulsa el presidente Evo Morales para refundar el país y cuyo texto final fue consensuado con la oposición en el Congreso. 'Casi el 85% de las constituciones políticas del mundo tienen una independencia de la religión. Entonces no es un novedad que en nuestra Constitución tengamos una independencia frente a una fe religiosa, sino que es un hecho político mundial', dijo Navarro.

A juicio del dirigente, en su partido no hay una confrontación con la Iglesia Católica como tal, sino críticas a una cúpula liderada por el cardenal y presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), Julio Terrazas, porque emite opiniones políticas.

Terrazas dijo el pasado fin de semana que el país se estaba convirtiendo en un espacio de 'dominio de los narcotraficantes', lo que le valió ser objeto de ataques de parte del oficialismo. El jefe de los diputados del MAS también señaló que la nueva Constitución propone que las actividades lucrativas de cualquier institución y por tanto de la Iglesia Católica deben pagar tributos.

En ese sentido, explicó que actividades como las que desarrolla la Iglesia en sus universidades deben tributar, aunque se mantendrá exenciones en el caso de las escuelas que gestionan junto al Estado.