Publicado: 31.12.2013 18:02 |Actualizado: 31.12.2013 18:02

Un ex alto cargo griego devuelve siete millones de euros en sobornos

El ex director de armamentos del Ministerio de Defensa, Andonis Kandas, percibió durante seis años más de 15 millones de euros en sobornos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex director de armamentos del Ministerio de Defensa griego Andonis Kandas ha devuelto al Estado siete millones de euros, aproximadamente la mitad de los sobornos que recibió durante años de empresas extranjeras.

El viceministro griego de Finanzas, Jrístos Staikuras, anunció hoy que "en una cuenta especial del Banco de Grecia ha sido depositada la cantidad de 7.039.000 euros", dinero que se destinará a "necesidades en los sectores de salud y educación".

En una declaración maratoniana que duró cuatro días, Kandas -responsable de compras en el ministerio entre 1996 y 2002- reconoció la semana pasada haber percibido millones de euros en sobornos a cambio de su aprobación a doce contratos de armamentos. Kandas mencionó a 17 personas, representantes de industrias de armamentos alemanas, rusas y francesas en Grecia, de quienes dijo haber recibido grandes cantidades de dinero en varias ocasiones.

Además, implicó en la trama de corrupción al exministro de Defensa Akis Tsojatzópulos, quien ya cumple condena de 20 años por lavado de dinero y evasión fiscal en relación con la compra de armamento.

Durante su testimonio ante los jueces anticorrupción, señaló además al sucesor de Tsojatzópulos, Yannos Papandoníu, que está siendo investigado por no haber declarado ingresos por valor de varios millones de euros, al ex primer ministro conservador Konstantinos Mitsotakis y al difunto líder del partido gubernamental Nueva Democracia Miltiadis Evert.

Sus declaraciones condujeron este lunes a la detención del representante de la compañía de armamentos alemana Krauss-Maffei Wegmann, Dimitris Papajristos, sospechoso de haber abonado a Kandas 750.000 euros por la compra de cañones PZH2000.

Las investigaciones contra Kandas comenzaron en septiembre pasado a partir de un contrato de modernización de las telecomunicaciones del Ejército de Tierra en 1999, otorgado al grupo alemán Siemens. Los jueces investigaron sus cuentas bancarias y descubrieron que tenía varios depósitos en Suiza y en Singapur por un valor total de 15,5 millones de dólares. Una vez detenido por lavado de dinero y evasión fiscal, Kandas decidió cooperar con los jueces y prometió devolver al Estado todo el dinero que había adquirido ilegalmente.