Público
Público

Un ex senador muere en un accidente de avioneta en Alaska

Fallecen cinco personas de los "ocho o nueve" pasajeros del aparato

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una avioneta en el que viajaban en el ex senador estadounidense Ted Stevens y el ex Administrador de la NASA y directivo para Norteamérica de EADS Sean O'Keefe se ha estrellado en Alaska, según fuentes del Congreso de EEUU y del grupo de aeronáutica EADS.

Según informa la cadena de televisión local KTUU en su página web, que cita a un amigo de la familia, Stevens estaría entre los fallecidos en el siniestro. En total, unas cinco personas habrían muerto en el accidente del aparato en el que viajaban 'ocho o nueve' pasajeros, según han informado las autoridades.

El accidente ocurrió el lunes  a las 20 horas hora local (0400 GMT) en un lugar al norte de Dillingham, pero las fuerzas de rescate han tardado varias horas en llegar hasta el lugar y los trabajos de rescate comenzaron esta mañana.

Las autoridades informaron de que el cielo está nublado y hay poca visibilidad en la zona del siniestro. El lugar del accidente está ubicado al norte de la Bahía de Bristol, unos 500 kilómetros al suroeste de Anchorage, la capital del estado.

Stevens fue el republicano que más tiempo sirvió en el Congreso de EE UU

Miembros de la patrulla de rescate ya trabajan en el lugar del accidente, pero el equipo completo llegará hoy, dijo a los medios locales Guy Hayes, portavoz de la Guardia Nacional. Según las autoridades de aviación, el aparato siniestrado era un DeHavilland DHC-3T, y aún no está claro si en el mismo viajaban ocho o nueve personas.

Stevens, de 86 años, llegó a ser uno de los republicanos más poderosos y, de hecho, ha sido el senador que más tiempo ha servido en el Congreso de EEUU. Fue nombrado por primera vez al Senado en 1968 para ocupar el puesto vacante por la muerte del senador demócrata Bob Bartlett. 

Fue repetidamente reelegido con amplio margen hasta que perdió en 2008 tras ser condenado por cargos de corrupción. El caso fue desestimado más tarde por causa de mala conducta del fiscal, incluyendo la retención de pruebas exculpatorias de los abogados de la defensa.