Público
Público

El excomunista Bersani, elegido candidato del centroizquierda italiano para las elecciones generales

El veterano político se impone con una clara ventaja en las primarias del Partido Demócrata. Su rival, el alcalde de Florencia Matteo Renzi, reconoce su derrota

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pier Luigi Bersani es el ganador de las primarias de la izquierda italiana, lo que le convierte en el candidato del Partido Demócrata (PD) para las elecciones generales que se celebrarán en 2013.

Su rival, Matteo Renzi, ha reconocido su derrota a través de un mensaje en la red social Twitter y ante sus seguidores. 'Nuestra idea no ha vencido, hemos sido derrotados porque queríamos hacernos con el Gobierno de este país y no lo hemos logrado', dijo contundente el joven alcalde de Florencia, quien afirmó que la victoria de Bersani 'ha sido clara' y que al vencedor le espera 'un gran desafío'. Y es que con más del 80% de las papeletas escrutadas, Bersani lideraba el recuento con un 60,8% frente al 39,1% de Renzi. Una diferencia insalvable.

Desde las 08.00 horas (07.00 GMT) hasta las 20.00 horas (19.00 GMT), 9.232 centros electorales de toda Italia han permanecido abiertos al voto en la segunda vuelta de las primarias del centroizquierda, con una afluencia al parecer menor, aunque todavía no hay datos oficiales, frente a los más de 3 millones de participantes registrados en el primer turno, hace exactamente una semana.

Para Bersani el Partido Demócrata necesita un amplio arco de aliados

Bersani, de 61 años y actual secretario general del PD, y Renzi, de 37, han escenificado el último acto de unas primarias en las que han sido protagonistas de una disputada contienda entre quien es representante de la vieja guardia y quien pretende liderar la renovación generacional del partido.

De tradición comunista y con una amplia experiencia de Gobierno, ratifica los logros obtenidos en la primera vuelta, cuando quedó como favorito con el 44,9% aunque lejos de rebasar el 50% que le habría permitido proclamarse directamente candidato a suceder al tecnócrata Mario Monti al frente del Ejecutivo italiano.

Bersani representa el ala de la izquierda más tradicional y se ha ganado el respeto de los ciudadanos por aceptar las elecciones primarias que ha disputado al joven Renzi, cuando podría ser el natural candidato del PD a las elecciones de 2013. Con esta esta amplia victoria, Bersani tiene el reto ahora el reto de construir una fuerza electoral creíble en la que confíen los electores desencantados con las políticas de austeridad impulsadas por de Monti, cuando el PD lidera las encuestas sobre intención de voto.

En su comparecencia ante sus seguidores, Bersani hizo referencia a las primarias que calificó 'de gran aventura' en las que ha creído porque 'un gran partido popular debe tener confianza en su gente'. Se mostró satisfecho por el resultado 'inesperado', aunque espetó: 'pero siempre he estado tranquilo, eh?'. 'Desde mañana -dijo- daré un fuerte perfil de Gobierno y de cambio al centroizquierda' y aseveró que el próximo reto al que se enfrenta son las elecciones, 'una batalla' que se debe vencer 'sin contar fábulas' porque hay que ganar 'con un lenguaje de verdad para poder gobernar'.

'Desde mañana daré un fuerte perfil de Gobierno y de cambio al centroizquierda'

Para Bersani el centroizquierda necesita un amplio arco de aliados, incluidas las formaciones de centro, para hacer frente a las exigencias de una país que está en reconstrucción, según sus propias palabras. Su programa económico se resume en un relanzamiento de la industria italiana para revitalizar el crecimiento y el empleo; una reforma fiscal con nuevas normas que dificulten la evasión; la creación de un impuesto sobre el patrimonio; la atenuación de la reforma de las pensiones y nuevas normas de liberalizaciones para dar reglas nuevas y más modernas a los mercados italianos.

Nacido el 29 de septiembre de 1951 en la provincia de Piacenza en la región de Emilia Romagna (norte) e hijo de un gasolinero, Bersani se licenció en Filosofía en la Universidad de Bolonia con una tesis sobre San Gregorio Magno lo que le dejó impronta católica. A un joven Bersani le impresionó de por vida la figura del Enrico Berlinguer, creador del llamado eurocomunismo, según relata su hermano Giorgio.

En 1996 fue nombrado ministro de Industria por el entonces jefe del Ejecutivo, el progresista Romano Prodi. Durante el Gobierno del excomunista Massimo D'Alema, fue ministro de Transportes entre diciembre de 1999 y junio de 2001; y en 2006, volvió a la arena política como ministro de Desarrollo Económico en el Ejecutivo de Prodi. Bersani participó en la renovación de la izquierda italiana con la fundación del PD, nacido de la fusión de los Demócratas de Izquierdas (excomunistas) y la centrista Margarita en 2007. En aquella ocasión, el exministro dio su apoyó a Walter Veltroni, y tras el fracaso de este y de su sucesor, Dario Franceschini, en 2009 fue elegido secretario general de la fuerza política.