Público
Público

El éxito de la huelga francesa se decide en las gasolineras

París descarta el desabastecimiento de los aeropuertos. Doce refinerías siguen paralizadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno francés replicó ayer con amenazas de cárcel a los trabajadores del sector de carburantes, que paralizan las refinerías del país con una huelga en defensa del sistema público de pensiones y en contra de retrasar la edad mínima de jubilación de 60 a 62 años y de 65 a 67 para cobrar la pensión completa.

Los militantes, que cuentan con apoyo de as manifestaciones y de los sondeos uno nuevo del Instituto Ifop indica que un 73% de franceses pide un nuevo proyecto de pensiones,anunciaron que endurecerán sus acciones, esta vez con apoyo de los camioneros.

El Estado amenaza con la cárcel a los huelguistas de carburantes

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, quiso ayer salvar el que era su talón de Aquiles más visible, el aeropuerto internacional de París Roissy/Charles De Gaulle. Quedaba queroseno en sus tanques sólo hasta el lunes. En la madrugada del domingo, un equipo de ejecutivos rompió la huelga del puerto de Le Havre (en el oeste del país) y reabrió las válvulas del oleoducto que alimenta París Roissy.

Mientras, el Estado y un capitán de gendarmería presentaron una 'orden de requisición' para que el queroseno circulara, al paso del oleoducto por la refinería de Grandpuits, y amenazaron a los huelguistas de esa refinería ahora la única que funciona con cinco años de cárcel si se oponían.

Un 73% de franceses pide otro proyecto de pensiones, según un sondeo

Según el Gobierno, ese gesto salva de la penuria inmediata al aeropuerto, que estaría ahora 'perfectamente abastecido'. Para los sindicalistas, que mantienen paralizadas 12 refinerías del país, la consecuencia es otra. El queroseno fue cargado sin las normas de seguridad, por personal no habilitado, y sin ser objeto de muestreo y análisis a causa de la huelga de los técnicos. Eso supone, según los sindicatos, que los aviones que repostan en Roissy despegan sin garantías sobre el combustible.

'Existe un gran problema de seguridad causado por la operación efectuada clandestinamente por un puñado de ejecutivos sin ninguna cualificación', dijo Philippe Saunier, secretario del sindicato CGT en la región de la terminal.

'En esas condiciones, los huelguistas que hasta ahora garantizaban la seguridad de la terminal y del oleoducto han decidido dejar a la dirección con sus responsabilidades. La seguridad ya no está garantizada en la terminal petrolera', explicó.

Esa situación augura un miércoles 20 de octubre particularmente movido en Roissy. Ese día está convocado el arranque de la huelga del personal de suelo de Air France, convocada por la CGT para ir relevando a otros sectores.

A causa del queroseno inseguro, los trabajadores aeroportuarios que no puedan declararse en huelga, sí podrán invocar el llamado derecho de retirada. Autoriza a todo trabajador a retirarse de su puesto de trabajo si tiene indicios de que no se reúnen las condiciones de seguridad necesarias.

En torno a las gasolineras, el pulso también empezaba a ponerse muy tenso. Según la cadena TF1, la televisión más próxima a Nicolas Sarkozy, más de la mitad del país ya está afectado por estaciones cerradas o con graves problemas de stock. Seis regiones estarían en estado crítico: Provenza Alpes Costa Azul, Ródano Alpes, País de Loira, Poitou Charentes, la región de París y Córcega.

En otras seis se registran dificultades. Son Midi Pyrenees, Limousin, Auvernia, Centro, Borgoña y Franco Condado. En las diez regiones restantes, la situación era juzgada normal, aunque había en ellas comarcas con gasolineras sin combustible.

Según el Ministerio de Transportes, un buque cisterna, el turco Fs Solene, debía partir en las próximas horas de un puerto español no identificado para ir a abastecer gasolineras de Córcega.

La CGT anunció que reforzará a partir de esta noche 'el juego del gato y el ratón' con los escuadrones de policía en los bloqueos montados en depósitos intermedios de carburante. Esta vez, los camioneros se sumarán a las acciones. Eso significa que las empresas de camiones cisternas españolas, italianas, belgas y alemanas que vuelven a aceptar contratos en Francia, lo hacen por su cuenta y riesgo. Se arriesgan a encontrar los depósitos cerrados o bloqueados por los piquetes de los camioneros franceses.

Quienes aún sufren buscando gasolina han podido constatar fuertes aumentos de los precios. El socialista Laurent Fabius denunció la actitud 'escandalosa' de 'ciertas compañías petroleras que han aprovechado para aumentar las tarifas'.

Las movilizaciones de sectores industriales recibirán mañana el apoyo de una nueva jornada de manifestaciones ciudadanas.

Las vacilaciones en el Senado y 18 modificaciones del proyecto de ley de pensiones prueban que la reforma de Sarkozy es manifiestamente mejorable. Pero, hasta ahora, no había reconocimiento oficial de ello. La primera señal oficial llegó anteayer: el ‘Informe Attali' sobre crecimiento y déficits, presentado a Sarkozy, reconoce que esta reforma no garantiza las pensiones públicas a partir de 2020.

Estudios de los sindicatos ya señalaban que, con la reforma, el régimen público estaría de nuevo en crisis en 2018. Mientras las centrales sindicales buscan que el capital contribuya a las pensiones, el ‘Informe Attali' opina lo contrario: quiere un proyecto de recorte de pensiones aún más ultraliberal.