Público
Público

Un exministro de Merkel será el rival socialdemócrata de la canciller en las elecciones

El SPD designa Peer Steinbrück, extitular de Finanzas en la gran coalición entre 2005 y 2009. Los sondeos le dan pocas posibilidades

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) designó este viernes a Peer Steinbrück como candidato a las generales de 2013, lo que convierte al que fue ministro de Finanzas en la primera legislatura de Angela Merkel en el principal rival de la canciller en esos comicios.

El líder del SPD, Sigmar Gabriel, informó de la designación en una comparecencia conjunta con Steinbrück y el exministro de Exteriores y actual jefe del grupo parlamentario, Frank Walter Steinmeier, quien asimismo aspiraba a ser elegido candidato.

La socialdemocracia alemana dilucidó así la incógnita de quién será el rival de Merkel por parte de la primera fuerza de la oposición, ya que hasta ahora tanto Gabriel como los dos exministros de Merkel figuraban como aspirantes a la designación.

El SPD tenía previsto nominar a su candidato para las legislativas, a celebrar en aproximadamente un año, entre las próximas navidades y principios de año, pero la decisión se precipitó tras anunciar Steinmeier hoy su renuncia a intentarlo. La designación será sometida a las bases en un congreso, el próximo diciembre en Hannover (centro del país).

Steinbrück, de 65 años, fue ministro entre 2005 y 2009 en la primera legislatura en gran coalición de Merkel, marcada por la armonía entre las dos grandes formaciones aliadas y el buen clima de trabajo entre la canciller y su titular de Finanzas.

Los sondeos daban hasta ahora pocas posibilidades de imponerse al SPD frente a Merkel

Será el segundo exministro de Merkel que se convierte en su rival en unas generales, después de que Steinmeier liderara al SPD en las generales de 2009, en las que la canciller logró la reelección y además con el suficiente margen para formar gobierno con sus aliados naturales del Partido Liberal (FDP).

Los sondeos daban hasta ahora pocas posibilidades de imponerse al SPD frente a Merkel, lo que algunos analistas atribuían en parte a que no se había definido aún un candidato y también a la gran popularidad de la canciller entre el electorado.

Una encuesta, difundida esta semana, señalaba que en caso de votación directa un 50% de los alemanes optaría por Merkel, frente al 28 % que lo haría por Steinbrück.