Publicado:  31.10.2013 10:11 | Actualizado:  31.10.2013 10:11

Los expertos certifican que Siria se ha deshecho de las fábricas de armas químicas

Al Asad había accedido a destruir todo su arsenal químico en aplicación del reciente acuerdo entre Washington y Moscú y tras las amenazas militares de Estados Unidos

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPCW) ha asegurado este jueves que todos los equipos de producción y elaboración de armas químicas declarados en Siria han quedado destruidos. En un documento, la organización ha declarado que las autoridades sirias ya han destruido estos equipos, cumpliendo con ello los plazos previstos en el programa de desarme.

Asimismo, la OPCW ha indicado que sus inspectores han observado 21 de los 23 centros de armas químicas del país. Los dos restantes se encuentran en lugares demasiado peligrosos, pero sus equipos de armamento químicos ya han sido trasladados a otros lugares y ya han sido inspeccionados. "La OPCW está satisfecha por haber verificado y por haber constatado la destrucción de todos los equipos declarados de producción, mezcla y rellenado de 23 instalaciones", se lee en el documento.

Para mediados de 2014 deberá quedar destruido todo el arsenal químico del país Siria había accedido a destruir todo su arsenal químico en aplicación del reciente acuerdo entre Washington y Moscú y tras las amenazas militares de Estados Unidos por el ataque con gas sarín perpetrado el pasado 21 de agosto en las cercanías de Damasco, que causaron cientos de muertos. El Gobierno norteamericano y otros países occidentales atribuyeron este ataque al Gobierno, pero tanto Rusia como Siria acusaron de él a los rebeldes.

El acuerdo obligaba a Siria a inhabilitar todas sus instalaciones de producción y elaboración de armas químicas antes del 1 de noviembre. Asimismo, para mediados de 2014 deberá quedar destruido todo el arsenal químico del país.

Un tribunal turco ha puesto en libertad este miércoles al principal sospechoso de encabezar una presunta red de suministro de materiales para la fabricación de gas sarín a brigadas radicales sirias, si bien le ha prohibido abandonar el país hasta que emita su veredicto, según ha informado el diario turco Hurriyet. El sospechoso, un sirio de 35 años identificado como Hizam Qassap, había sido acusado de establecer nexos con una red en Turquía con el objetivo de entregar estos materiales a las brigadas Ahrar al Sham y Frente al Nusra, vinculada con la organización terrorista Al Qaeda.

La acusación se basa en la investigación en torno al robo de materiales químicos en la provincia de Hatay, ubicada en la frontera con Siria, a finales de mayo. Asimismo, contiene el testimonio de Qassap, que presuntamente confesó tener vínculos con Ahrar al Sham y haber ido a Antakia siguiendo órdenes de su líder, Abu Walid.

"No me dieron información sobre dónde y para qué serían usados" Sin embargo, Qassap ha sostenido ante el tribunal que los productos químicos robados tenían como objetivo su uso médico. "No tengo otra intención que entregar comida y materiales a mis hermanos combatiendo en Siria. Estamos en una lucha contra Al Qaeda. Todos los materiales son productos químicos", ha dicho, según ha informado la agencia turca de noticias Dogan.

Por otra parte, ha negado tener conocimiento sobre el uso del material y ha dicho que buscó los productos "a petición de miembros del Ejército Libre Sirio (ELS)". "No me dieron información sobre dónde y para qué serían usados. Sólo me dijeron que el fósforo blanco podía causar humo si era disparado. Los dibujos que se me han confiscado no los hice yo", ha remachado.

Qassap fue arrestado por las fuerzas de seguridad turcas junto a cinco ciudadanos turcos, si bien éstos fueron posteriormente liberados después de que las pruebas de laboratorio determinaran que los productos robados no eran gas sarín. La operación fue lanzada después de que varias familias de la zona protestaran ante las autoridades tras el reclutamiento de sus hijos por parte de un grupo extremista.

PUBLICIDAD

Comentarios