Público
Público

Una explosión causa un incendio en una central nuclear de Francia

La Prefectura ha descartado que exista riesgo radiológico, aunque puede haber heridos. Se desconocen aún las causas de la detonación, que se ha producido en la sala de máquinas de la central de Flamanville, al norte del país.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 9
Comentarios:

Una foto de archivo de la central nuclear de Flamanville, durante la construcción de un reactor nuclear de tercera generación. REUTERS

La central nuclear de Flamanville, en el norte de Francia y operada por la eléctrica EDF, ha registrado hacia las 10.00 horas de este jueves una explosión que ha provocado un incendio en el corazón de la central. La Prefectura ha descartado que exista riesgo radiológico y no ha activado el plan particular de intervención.

La explosión, que ha provocado la intoxicación de cinco personas, se ha producido en la sala de máquinas de uno de los reactores de la central, el número uno, fuera de la zona nuclear, y que está en servicio desde 1986. El reactor tuvo que ser detenido por precaución. Se ha abierto una investigación técnica para determinar las causas de la explosión, aún desconocidas. 

El prefecto de La Mancha, Jacques Witkowski, precisó al canal BFM TV que no se trató de "un incendio con llamas, sino que levantó mucho humo, porque cuando un recubrimiento eléctrico arde, provoca una gran humareda". Witkowski matizó que se trata más "de una detonación causada por un sobrecalentamiento de una instalación eléctrica que de una explosión" e insistió en que el incidente "ya ha terminado".

La eléctrica pública francesa EDF señaló en un comunicado que el incendio "ya ha sido controlado" por el importante dispositivo de seguridad y de bomberos que fue trasladado hasta la central nuclear, que cuenta con tres reactores.

Por su parte, la autoridad de seguridad nuclear ASN dijo que no tenía información y no podía hacer comentarios inmediatamente

Hasta el lugar se han desplazado ya los servicios de emergencia.

Los dos reactores de Flamanville, de 1.300 MW cada uno, fueron construidos en la década de 1980. Se está construyendo un nuevo reactor, en servicio desde el año pasado,  que es el primero de nueva generación EPR construido en Francia, una obra polémica que acumuló diez años de retraso y levantó críticas de los ecologistas.

En un comunicado, Ecologistas en Acción ha recordad que la explosión de Flamanville se produce cuando la Agencia de Seguridad Nuclear (ASN), el equivalente al Consejo de Seguridad Español (CSN), está inspeccionando una quincena de reactores franceses, "lo que añade mayor incertidumbre al estado de seguridad de las nucleares francesas". "La lección a sacar es clara: la energía nuclear es peligrosa y los más sensato es prescindir de ella lo antes posible", zanjan desde la ONG.