Público
Público

Explotación laboral La muerte de una modelo rusa de 14 años airea la polémica sobre la explotación china

La joven Vlada Dziuba falleció a causa de una meningitis, según el informe médico, aunque la familia denuncia que trabajaba "en condiciones de esclavitud". La agencia china para la que desfilaba lo niega.

Publicidad
Media: 2.50
Votos: 2
Comentarios:

La modelo Vlada Dziuba / @v.dzyuba97

La modelo rusa de 14 años Vlada Dziuba, que falleció el pasado viernes en un hospital de Shanghái (este de China) a causa de una meningitis, según informes médicos, trabajaba en condiciones de esclavitud, conforme han asegurado varios medios rusos este lunes.

"El contrato que había firmado la joven la convertía prácticamente en una esclava y la ponía al borde de la supervivencia", dijo el portal Life.ru, que ofreció algunos detalles sobre las condiciones laborales de la modelo adolescente, oriunda de Siberia.

La madre de Dziuba, originaria de la ciudad rusa de Perm, aseguró que su hija presentaba síntomas de fatiga extrema, pero posponía la visita al médico por mucho que ella se lo suplicaba.

La joven, quien participó en la Semana de la Moda de Shanghái, no tenía seguro médico y se pagaba de su bolsillo todos los gastos relacionados con desplazamientos en avión y alojamiento.

"De esta forma, sus ganancias diarias no superaban los 500 rublos (8 dólares)", señaló el portal, al igual que el diario Siberian Times.

La muerte de Dziuba ha reactivado el debate sobre las condiciones de trabajo de las modelos extranjeras en China, muchas de ellas oriundas de los países de la ex Unión Soviética.

La agencia en la que trabajaba, lo niega

Sin embargo, este lunes, la agencia china en la que trabajaba Dziubad, ha desmentido haber causado su muerte por agotamiento, según informa AFP.

En el comunicado enviado por la agencia, han indicado que el pasado martes, pasados seis días de los desfiles de moda celebrados en Shanghái, la joven comenzó a sufrir vértigos, lo que conllevó su posterior hospitalización.

Respecto a las condiciones laborales de la joven, el director general de ESEE, Zheng Yi, ha declarado que trabajaba ocho horas al día, tal y como establece la reglamentación china, con pausas regulares durante sus jornadas.

"Lamentamos haber perdido a un ángel", ha expresado la agencia modelos ESEE mediante la red social china Weibo.

Según el diario Komsomólskaya Pravda, la joven, estudiante de octavo año de una escuela rusa, tenía previsto regresar a casa a mediados de noviembre, tras acabar su contrato de tres meses con la agencia china ESEE.

El mismo medio aclara que la autopsia del cuerpo de la joven determinará la causa exacta de su muerte y solo después se autorizará su repatriación a Rusia.

Entre tanto, los investigadores rusos estudian abrir una causa para evaluar la legalidad del contrato de la modelo y de las acciones de su agente ruso.