Publicado: 07.12.2011 09:31 |Actualizado: 07.12.2011 09:31

El expresidente israelí Katsav es encarcelado por abusos sexuales

El político conservador violó a una mujer y abusó de otras dos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Con semblante demacrado y abatido, el expresidente de Israel Moshe Katsav ingresó en la prisión de Maasiyahu para cumplir una condena de siete años por haber violado en dos ocasiones a una asistente cuando era ministro de Turismo a finales de los noventa y por abusos deshonestos cometidos contra dos trabajadoras durante su mandato presidencial entre los años 2000 y 2007.

Katsav ha defendido su inocencia en todo momento y hoy lo reiteró delante de un nutrido grupo de familiares, seguidores y periodistas que le acompañaron hasta la cárcel. "Llegará el día en que todos sabrán la verdad. Sé, y todos los que me conocen también lo saben, que las acusaciones son falsas manifestó. Guila [su esposa] me ha apoyado con todas sus fuerzas y yo siempre le he sido fiel".

"Todos los que me conocen saben que las acusaciones son falsas", dice Katsav

"Llegará el día en que abriréis vuestros ojos y veréis que habéis enterrado vivo a un hombre", afirmó el político conservador antes de cruzar las puertas de la prisión. Katsav, de 66 años, ingresó en el ala religiosa de Maasiyahu, que las autoridades consideran la más segura para los condenados por delitos sexuales.

En el ala religiosa permanecen ingresados los presos que lo han solicitado o han mostrado que antes vivían observando los mandamientos del Pentateuco. De hecho, en ese sector no hay televisores, ya que la televisión, y especialmente las imágenes y las voces de las mujeres, distraen a los religiosos y les incitan al pecado, según afirman muchos rabinos. Los reclusos dedican la mayor parte de su tiempo a orar y estudiar textos religiosos.

Katsav compartirá celda con el exministro Shlomo Benizri, del partido ultraortodoxo Shas, que cumple una condena de cuatro años por apropiación indebida. El calabozo está vigilado con dos cámaras, y aunque en el baño no hay objetivos, sus plásticos traslúcidos permiten adivinar qué hace el recluso. Las autoridades quieren evitar que Katsav opte por quitarse la vida. Su familia podrá visitarlo cada 15 días y dentro de 21 meses podrá obtener permisos para salir los fines de semana.

Nacido en Irán, de niño emigró a Israel con su familia. A los 24 años se convirtió en el alcalde más joven del país. Su meteórica carrera la hizo en las filas del Likud, y en 2000 fue elegido presidente tras derrotar en la votación al entonces laborista Shimon Peres, que le ha sucedido en el cargo.