Publicado: 03.04.2014 11:20 |Actualizado: 03.04.2014 11:20

El expresidente Mushárraf sale con vida de un atentado en Islamabad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El expresidente de Pakistán Pervez Mushárraf salió con vida de un atentado con explosivos que se produjo al paso de su convoy en Islamabad. El ataque se produjo anoche, cuando la comitiva atravesaba un puente después de que el exmandatario recibiera tratamiento médico en el Instituto de Cardiología de las Fuerzas Armadas, precisó el oficial de policía Salthan Ali.

La explosión se produjo hacia las 20.30 hora local (15.30 GMT) junto al puente de Faizabad, por el que el convoy se dirigía a la residencia de Mushárraf en Chak Shahzad procedente del centro médico. Según medios locales, los explosivos, entre cuatro y seis kilos, estaban colocados en una tubería cerca del puente, donde la deflagración ocasionó un profundo agujero en el terreno, pero sin que se produjeran víctimas.

Pervez Mushárraf, que se encuentra en libertad condicional, fue acusado el pasado martes de alta traición por un tribunal especial de Islamabad, por suspender la orden constitucional en 2007, un cargo que puede acarrear la pena capital. La comparecencia del exgobernante se produjo entre fuertes medidas de seguridad, con 2.700 policías, militares y paramilitares desplegados en la capital paquistaní, después de que los defensores del antiguo mandatario advirtieran que su vida corría peligro.

Mushárraf, de 70 años, se declaró no culpable de los cargos y sus representantes legales pidieron que se le permita visitar a su madre en Emiratos Árabes Unidos, donde se encuentra hospitalizada. Los representantes legales de Mushárraf también afirmaron que el estado de salud de su defendido es frágil, ya que desde el pasado 2 de enero recibe tratamiento por un problema cardiaco, y solicitaron que pueda viajar a Estados Unidos para ser tratado allí.

Sin embargo, el tribunal rechazó ambas peticiones al estar incluido el acusado en la Lista de Control de Salida (ECL, en sus siglas en inglés), un sistema de control de fronteras del Gobierno de Pakistán que impide salir del país a quien está inmerso en procesos por delitos graves.

Mushárraf se enfrenta a otras dos causas judiciales por su presunta responsabilidad con las muertes del líder nacionalista baluchi Nawab Akbar Bugti en 2006 y de la exprimera ministra Benazir Bhuto un año después. Pervez Mushárraf llegó al poder el 12 de octubre de 1999 tras dar un golpe de Estado contra el entonces primer ministro, Nawaz Sharif, que volvió a la jefatura de Gobierno tras vencer en las elecciones en mayo pasado.