Publicado: 05.05.2015 14:46 |Actualizado: 05.05.2015 17:25

Exteriores confirma la muerte de una catalana en el terremoto de Nepal

La víctima es Roser Palau, catalana de 37 años. El número total de muertos se eleva a 7.557. El número de españoles sin localizar desciende a ocho.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Un hombre compra zapatos en una tienda de la ciudad de Sankhu. /  REUTERS (Athit Perawongmetha)

Un hombre compra zapatos en una tienda de la ciudad de Sankhu. / REUTERS (Athit Perawongmetha)

Era cuestión de tiempo, o más bien de estadística, pero desgraciadamente, el ministerio de Asuntos Exteriores ha confirmado hoy el fallecimiento de una ciudadana catalana a consecuencia del terremoto en Nepal. La mujer fallecida es la catalana de 37 años Roser Palau, que se encontraba haciendo trekking en la región de Langtang, según han informado a Efe fuentes próximas a la familia.

Los fallecidos en el terremoto ascienden a 7.557 y los heridos a 14.409, la mayoría de ellos concentrados en los distritos de Sindhupalchowk, al norte de la capital nepalí, y en la demarcación administrativa de Katmandú.

La repatriación del cuerpo tendrá lugar "a la mayor brevedad posible", dice el ministro Margallo

La repatriación del cuerpo tendrá lugar "a la mayor brevedad posible", ha informado en un comunicado el departamento que dirige José Manuel García-Margallo.

De ayer a hoy, la cifra de ciudadanos españoles no localizados en el país del Himalaya se ha reducido de trece a ocho.

Pero aún hay seis españoles en el valle del Langtang en el momento del seísmo son el aragonés Mixel Pizarro y la cántabra Isabel Ortiz, los asturianos Sabino Fernández, Jesús Monteirín, Egidio García y Ángel Hernández Muñiz.



Miembros de la Unidad Militar de Emergencias (UME) de España se incorporaron hoy a los trabajos de búsqueda de los siete españoles que realiza la Guardia Civil en el valle de Langtang, en el noreste de Nepal, mientras un contingente de esa unidad se desplegaba en Chapagaun, al sur de Katmandú.

El operativo de rescate desplegado en el valle de Langtang, en la frontera de Tíbet y una de las zonas más afectadas por el seísmo del pasado 25 de abril, ha continuado durante todo el día de hoy.

No obstante, a causa de una fuerte tormenta en la zona, que amenaza la estabilidad del terreno y pone en riesgo la seguridad de los efectivos, la operación ha tenido que suspenderse temporalmente.

Las labores continuarán mañana con un refuerzo en el equipo actual, formado por cinco guardias civiles del servicio de rescate en alta montaña.

Mañana ya se incorporarán los otros siete guardias civiles, que trabajarán además con el apoyo de 46 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Este equipo lleva consigo seis perros rastreadores y material de apoyo para llevar a cabo un operativo que permitirá cubrir las zonas más afectadas, concentrándose especialmente en Langtang.

Esta zona se encuentra "gravísimamente afectada", tal y como transmitió el domingo el teniente Fernando Rivero al ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, tras hacer un primer sobrevuelo de la zona.

El seísmo provocó en Langtang "una avalancha de hielo, piedras y lodo que habría descendido como una ola de barro por todo el valle", explicó hace un par de días el jefe de la diplomacia española.

Tiempo de la misión

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha asegurado este martes que se mantendrá el contingente enviado a Nepal para localizar a los españoles que aún están desaparecidos tras el terremoto mientras España cuente con el permiso de las autoridades nepalíes y "tenga sentido" la misión encomendada.

Etiquetas