Publicado: 19.11.2014 07:44 |Actualizado: 19.11.2014 07:44

Extraen 104 cápsulas de droga del estómago de una niña colombiana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un niña colombiana de 11 años de edad fue sometida este martes a una intervención quirúrgica para extraerle del estómago 104 cápsulas de droga que había ingerido al parecer por orden de narcotraficantes para usarla como "correo humano", según informó la Policía de la ciudad de Cali (suroeste).

"Ante el peligro que corría la vida de la menor por los síntomas que estaba presentando, se le somete a una cirugía y le es extraído de su cuerpo un total de 104 cápsulas, todo tiende a indicar que se trataría de clorhidrato de cocaína", dijo a periodistas el comandante de la Policía de Cali, general Hoover Penilla.

El jefe policial agregó que se están constatando las versiones de la madre de la menor, quien dijo que el padre la había llevado de paseo el día anterior (lunes) y volvieron por la tarde. Según el general Penilla, la madre aseguró que en horas de la noche y la madrugada "la niña presentó síntomas que obligaron a su traslado a un centro asistencial".

Las autoridades que investigan el caso han manifestado que al parecer la niña iba a ser enviada a Europa como "correo humano" o "mula", como se conoce a las personas que ingieren la droga en cápsulas. "Todo tiende a indicar que se trata de una instrumentación y de la utilización de una forma perversa de esta menor por parte de algunos adultos en lo que se conoce popularmente como 'mulas' para transportar droga de Colombia hacia otro país", agregó el general Penilla.

El Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF) confirmó este martes en un comunicado que la menor tenía en su estómago 104 cápsulas, pero no confirmó que su contenido y aseguró que se trata de "una sustancia aún no determinada".

"Un equipo psicosocial del ICBF Regional Valle del Cauca realiza acompañamiento a la niña, quien fue intervenida quirúrgicamente y se encuentra en cuidados intensivos", manifestó en el comunicado el director regional, Jhon Arley Murillo.

El funcionario rechazó la situación e invitó a la sociedad a denunciar todos los casos que evidencien vulneración de derechos de los menores de edad. "Un caso como este es aberrante porque pone en riesgo la vida de una niña de tan sólo 11 años, por eso vamos a tomar todas las medidas para brindarle protección a esta menor de edad y alejarla de este entorno familiar nocivo", explicó.