Publicado: 24.07.2015 19:33 |Actualizado: 25.07.2015 11:33

Los extraños jinetes de Jorasán: una ultrasecreta unidad terrorista de Al Qaeda en la frontera de la ficción

Desde septiembre de 2014 el Pentágono y la CIA distribuyen información sobre lo que denominan ‘Grupo Jorasán’, una supuesta entidad yihadista de enorme peligro para Occidente destacada en Siria y sobre la que solo se han aportado inquietantes vaguedades.

Publicidad
Media: 4
Votos: 9
Comentarios:

JERUSALÉN.– Los servicios de inteligencia norteamericanos y el Pentágono revelaron en septiembre pasado la existencia del grupo “Jorasán”, una misteriosa y peligrosa unidad de Al Qaeda que se ha asentado recientemente en Siria y que desde allí planea atentados contra objetivos de Estados Unidos y sus aliados, tanto en Oriente Próximo como en Occidente.

Mohsin al Fadli, en una foto del Departamento de Estado de EEUU.-

Pocos y confusos son los datos que se tienen de Jorasán y todos ellos los han filtrado el Pentágono y la CIA en los últimos meses. Pero el martes, el Pentágono anunció la muerte de su supuesto líder, Mohsin al Fadli, de nacionalidad kuwaití, en un bombardeo de la coalición contra objetivos situados en el noroeste de Siria el pasado 8 de julio.

El Pentágono había presentado al joven Mohsin al Fadli, de 34 años, como uno de los líderes más allegados al difunto Osama bin Laden, y como uno de sus pocos colaboradores que tenía información de los atentados suicidas del 11 de septiembre de 2001 en Estados Unidos antes de que se produjeran. Entonces Mohsin solo tenía 20 años. “Su desaparición”, dijo el miércoles un portavoz del departamento de Defensa, “es un grave revés para Al Qaeda”



Algunos analistas de Kuwait y de otros países del Golfo cuestionan que Fadli haya sido en algún momento el líder de Jorasán, en parte por su edad y en parte porque esos analistas afirman que Fadli tenía más de predicador que de caudillo yihadista. El Petágono ya dijo que Fadli había muerto en un bombardeo el 22 de septiembre, pero luego rectificó.

Según los servicios de inteligencia americanos, Jorasán es la unidad de Al Qaeda especializada en atentar contra objetivos occidentales, si bien hasta el momento no le han atribuido ninguna operación ni dentro de Siria ni en Occidente, donde según el Pentágono están sus objetivos principales.

Hay dudas de la existencia de Jorasán, en cuyo núcleo habría yihadistas que lucharon en Afganistán y Paquistán, pero no sirios

Algunos analistas dudan de la existencia como entidad propia de Jorasán, cuyo núcleo estaría formado por yihadistas que lucharon en Afganistán y Paquistán, pero no sirios. El grupo lo habría formado el doctor egipcio Ayman al Zawahiri, el sucesor de Bin Laden al frente de Al Qaeda, quien los habría enviado a Siria para reclutar a occidentales dispuestos a operar en Occidente y no para combatir al régimen del presidente Bashar al Asad.

Estos yihadistas occidentales tienen la particularidad de que disponen de pasaportes occidentales y por lo tanto no levantan tantas sospechas cuando se desplazan en avión por Europa y Estados Unidos como los yihadistas oriundos de Oriente Próximo.
En la zona de Idlib, al norte de Siria, se refieren a ellos como “extraños jinetes”. Dicen que son nómadas que se desplazan continuamente de un lugar a otro y duermen en los bosques, junto a sus caballos, para evitar los bombardeos de Estados Unidos. También dicen que no se relacionan con la población local.

Según la CIA, Jorasán dispondría de una unidad específica de investigación de explosivos, con el fin de fabricar explosivos que no sean detectados en los controles de los aeropuertos. Uno de sus objetivos primordiales sería hacer estallar aviones con rumbo a Estados Unidos.

Jorasán es una unidad secreta que opera en la más estricta clandestinidad y que a diferencia de otros grupos yihadistas no está presente en las redes sociales. Es debido a esta circunstancia que los medios de comunicación no han podido recabar más información acerca de ella que la que han proporcionado la CIA y el Pentágono.
El líder del Frente al Nusra, que es el brazo de Al Qaeda en Siria, Abu Muhammad al Yulani, declaró a Al Jazira en mayo que Jorasán no existe, ni quiere atacar objetivos en Estados Unidos y Europa, y sugirió que se trata de una fantasía occidental creada a propósito para justificar los bombardeos aliados en el norte de Siria.

El Frente al Nusra ha mantenido contactos con Israel a través del Golán y sus milicianos heridos han sido atendidos en hospitales de Israel antes de ser devueltos a Siria. Esta semana Israel ha dicho que ya no atiende esa clase de heridos, pero no ha negado que continúen los contactos con el Frente al Nusra a otros niveles.

Según la CIA, uno de sus objetivos primordiales sería hacer estallar aviones con rumbo a Estados Unidos

En septiembre el general William Mayville, portavoz del Pentágono, declaró que Jorasán ya estaba preparada para llevar a cabo “grandes ataques” en Occidente. Sin embargo, han transcurrido diez meses y esos atentados no se han materializado, lo que sugiere que el departamento de Defensa quizás esté inflando las alarmas intencionadamente.

A la interpretación de que las alarmas se están exagerando contribuyen las declaraciones que también formuló en septiembre el director de la Inteligencia Nacional, James Clapper: “En términos de amenaza para el territorio de Estados Unidos, Jorasán puede representar tanto peligro como el Estado Islámico”.

Mohsin Fadili, por quien Washington había ofrecido en 2012 una recompensa de 7 millones de dólares, combatió en Afganistán al lado de los talibanes y también ha luchado en Paquistán. Washington le ha atribuido algunos ataques, especialmente uno ocurrido hace 13 años en Kuwait, su país natal, pero ni la CIA ni el Pentágono han podido atribuir a Jorasán ningún atentado reciente.

En septiembre de 2014, el fiscal general de Estados Unidos, Eric Holder, manifestó que los servicios de inteligencia americanos sabían de la existencia de Jorasán desde dos años antes. Justamente fue entonces cuando trascendieron las primeras noticias acerca del grupo, coincidiendo con un bombardeo de los Estados Unidos contra una supuesta “fábrica de bombas” y contra su cuartel general al norte de Siria, cerca de la ciudad de Alepo.

Jorasán dispone de un reducido número de miembros, alrededor de medio centenar, que en su mayor parte son veteranos de la guerra de Afganistán pero que también incluye paquistaníes, chechenos, uzbecos, tayikos y elementos provenientes del norte de África. El nombre de Jorasán se refiere a una región situada parcialmente en Irán y Afganistán, y fue acuñado y usado por primera vez por el Pentágono y la CIA en 2014.