Publicado: 16.04.2014 16:21 |Actualizado: 16.04.2014 16:21

Las facciones yihadistas siguen matándose en Siria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El emir del Frente al Nusra de la provincia siria de Idleb fue asesinado a tiros anoche junto a su esposa, hijos y un hermano a manos de milicianos de hombres armados, presuntamente militantes del Estado Islámico de Irak y del Levante, otra facción yihadista que se disputa la hegemonía de los rebeldes más radicales en el conflicto sirio. Ambas organizaciones se han declarado filiales de Al Qaeda, mientras que los líderes de la estructura central les han instado, sin éxito, a que se unifiquen en un solo frente que combata contra el régimen de Bachar al Assad y las facciones rebeldes de carácer no islamista.

En un comunicado, el Observatorio Sirio Derechos Humanos explicó que Abu Mohamed al Ansari, también conocido como Fateh Rahmun, su mujer y sus dos hijos, además de su hermano, que trabajaba como administrativo en la organización, murieron en el ataque. El ataque ocurrió cuando su familia lo visitaba en la aldea Raas al Hasn, en las proximidades de la población de Harem, señaló el OSDH, que apuntó que ha recibido informaciones, no confirmadas todavía, sobre el supuesto asesinato de la familia de su hermano.

Este mismo grupo aseguró que los asesinatos fueron perpetrados por miembros del EIIL, enfrentado desde hace meses con el Frente al Nusra por el control de los bastiones rebeldes. Según las fuentes citadas por el Observatorio, cuatro miembros de una "célula durmiente" de esa milicia entraron en la aldea de Raas al Hasn, con el pretexto de visitar a Al Ansari y enterarse por su salud tras un percance que sufrió hace pocos días.

Tras los crímenes, miembros del Frente al Nusra fueron a la vivienda y se enfrentaron a tiros con los agresores, uno de los cuales se inmoló con un cinturón de explosivos y otro perdió la vida en la refriega, junto a un miembro de Al Nusra. Los dos milicianos del EIIL restantes fueron hechos prisioneros, concluyeron las fuentes.

La muerte del dirigente extremista se produce después de que el pasado 11 de abril el Frente al Nusra recuperara el control total de la ciudad siria de Al Bukamal, en la frontera con Irak, tras choques contra el EIIL. Retomaron totalmente la población tras conseguir expulsar a militantes de EIIL, que el día anterior se habían hecho con el dominio de varias zonas de la misma, en unos combates que dejaron cerca de un centenar de muertos.

La choques entre las distintas facciones rebeldes en Siria se han recrudecido desde el pasado enero y enfrentan principalmente al EIIL con otros grupos de tendencia islamista y yihadista. El año pasado, el líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, designó al Frente al Nusra como la filial de esta organización en Siria y ordenó al EIIL que deje de operar en este país y limite sus actividades a Irak, lo que ha sido desobedecido por el grupo.