Publicado: 19.11.2014 09:33 |Actualizado: 19.11.2014 09:33

Fallece uno de los policías israelíes heridos en el ataque a una sinagoga en Jerusalén

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un agente de la Policía israelí que resultó herido en el ataque perpetrado a primera hora del martes en una sinagoga de Jerusalén ha fallecido en el hospital tras no poder superar la gravedad de sus heridas.

De esta forma, asciende a cinco el número de israelíes muertos en el ataque, a los que se suman los dos atacantes, que fueron tiroteados por la Policía en el interior del recinto religioso. Asimismo, seis personas resultaron heridas, entre ellas dos que permanecen en estado grave.

El Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) ha reivindicado la autoría del ataque. "Declaramos la plena responsabilidad del FPLP en la ejecución de esta heroica operación realizada por nuestros héroes esta mañana en Jerusalén", ha afirmado Hani Thawbta, uno de sus líderes en la Franja de Gaza.

Los medios palestinos han identificado a los asaltantes como Ghassan y Udai Abu Jamal, primos del distrito de Jabal Mukaber, en Jerusalén, donde se han producido disturbios ante la presencia de las fuerzas de seguridad israelíes para realizar arrestos.

El ataque ha tenido lugar en una sinagoga del barrio Har Hof, en  Jerusalén. Según el portavoz de la Policía israelí, Micky Rosenlfed, los dos atacantes entraron en el recinto armados con cuchillos y hachas y atacaron a los fieles allí reunidos antes de ser tiroteados por la Policía.

En respuesta, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha ordenado la demolición de las viviendas de los dos "terroristas" palestinos responsables del ataque y ha prometido responder "con mano de hierro" al "cruel asesinato de judíos que acudían a rezar". Asimismo, ha criticado la supuesta incitación de la violencia emprendida por el Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás) y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

En el último mes, cinco israelíes --sin contar a los fallecidos de este martes-- y un extranjero han muerto víctimas de ataques de palestinos. En respuesta, las fuerzas de seguridad israelíes han matado a una decena de palestinos, incluidos los supuestos autores de esos ataques.

Precisamente este miércoles, Israel ha derribado la casa de un palestino que el pasado mes de octubre mató a tres personas en un ataque con su coche contra una parada de tranvía en Jerusalén, una acción que llega el día después de que dos milicianos palestinos mataran a cuatro rabinos y un policía en un ataque contra una sinagoga en la misma ciudad.

La vivienda de Abdel Rahman Shaloudi, de 21 años, ha sido demolida antes del amanecer de este miércoles, según han informado las Fuerzas Armadas y la Policía israelí. Residente de Jerusalén este, Shaloudi murió abatido a tiros por la Policía cuando intentó escapar tras atropellar a varias personas que viajaban de un tranvía ligero el pasado 22 de octubre.

Las víctimas mortales de su atropello fueron un bebé de tres meses, un ciudadano estadounidense y un joven turista de 22 años de Ecuador. Otras siete personas resultaron heridas en el ataque. Desde el ataque, la vivienda de Shaloudi, situada en el barrio de Silwan, en Jerusalén Este, ha sido escenario de enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y manifestantes palestinos. La familia de Shaloudi mantiene que el incidente fue un accidente de tráfico.