Publicado: 18.07.2015 16:03 |Actualizado: 18.07.2015 16:03

Fallece un quinto militar por el tiroteo de Tennessee

El cabo mayor de la Marina, Randall Smith, ha fallecido la madrugada de este sábado tras haber resultado herido en el segundo tiroteo protagonizado por Mohammad Youssef Abdulazeez, quien mató a cuatro militares de Estados Unidos.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
Connie Fleming reza durante una misa celebrada en honor a los militares fallecidos en el atentado de Tennessee, en una iglesia de Chattanooga (EEUU)./ REUTERS

Connie Fleming reza durante una misa celebrada en honor a los militares fallecidos en el atentado de Tennessee, en una iglesia de Chattanooga (EEUU)./ REUTERS

WASHINGTON.- Un cabo mayor de la Marina estadounidense se ha convertido este sábado la quinta víctima mortal del tiroteo del jueves contra dos instalaciones militares en Chattanooga (Tennessee), protagonizado por un joven que podría haber adoptado ideas islamistas radicales.

La Armada estadounidense ha informado hoy, sábado, en un comunicado que un cabo mayor falleció esta madrugada por las heridas causadas en el tiroteo, que ocurrió en el centro naval de la reserva en Chattanooga.

Aunque la Marina no quiso revelar por el momento el nombre del fallecido, se había identificado previamente que se trataba de Randall Smith, algo que ha sido confirmado por su familia. 



Smith era uno de los dos heridos del segundo tiroteo que protagonizó el kuwaití nacionalizado estadounidense Mohammad Youssef Abdulazeez, de 24 años, quien a las puertas de ese centro militar mató a cuatro infantes de marina (marines).

El pasado jueves, Abdulazeez hirió a una persona al irrumpir a tiros en el centro de reclutamiento militar de Chattanooga, donde creció y se educó.

Posteriormente, se dirigió a la entrada del centro militar de la Armada, donde causó el mayor número de víctimas antes de fallecer, probablemente por los disparos de la policía que le había seguido.

El FBI intenta determinar los motivos que llevaron a Abdulazeez a cometer esta acción, que está siendo investigada como "un acto terrorista" hasta que las pruebas no señalen lo contrario.

Los investigadores examinan un viaje de Abdulazeez a Jordania (cuya nacionalidad también poseía) el año pasado, por la sospecha de que pudiera haberse radicalizado o incluso haber recibido órdenes de grupos extremistas, como el Estado Islámico (EI).