Público
Público

Falsa alarma en Amsterdam por la sospecha de un avión de Vueling secuestrado

Un problema de comunicaciones con la torre del aeropuerto de Schiphol activó el protocolo de seguridad y dos cazas F-16 interceptaron la aeronave, que cubría la ruta Málaga-Amsterdam

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El avión de Vueling procedente de Málaga que fue interceptado en el aeropuerto de Amsterdam no ha sufrido ningún intento de secuestro, aseguró hoy una portavoz de la compañía aérea española. La policía holandesa ha confirmado la información ofrecida por la aerolínea y ha explicado que el protocolo de seguridad del aeropuerto de Schiphol fue activado después de que se perdiese la comunicación con el aparato.

Dos aviones de combate F-16 del Ministerio de Defensa holandés escoltaron entonces al avión hasta la pista, ante la sospecha de que este tuviese rehenes a bordo.

Un portavoz de Vueling desmintió 'categóricamente' que fuese secuestrado y achacó a un 'malentendido' con la torre de control del aeropuerto holandés el hecho de que el aparato aterrizara escoltado por los cazas. Según esta fuente, cuando el avión realizaba la maniobra de aproximación al aeropuerto de Amsterdam surgió un 'problema de comunicaciones' con la torre de control que hizo que el contacto entre el aparato y la torre 'fallara intermitentemente'.

La torre de control 'ha interpretado entonces que existía un problema de seguridad' y activado el protocolo previsto para estos casos, ha explicado. Las autoridades holandesas enviaron a los aviones F-16 al no tener contacto por radio con el piloto, tal y como está establecido en los protocolos, según ha explicado en Amsterdam el Ministerio de Defensa de Holanda.

Según medios holandeses, el avión habría hecho además una maniobra poco habitual en su aproximación a tierra. La aeronave ha aterrizado en el aeropuerto internacional de Schiphol, donde se había preparado un dispositivo de emergencia para atender posibles necesidades.

Los pasajeros del avión ya han abandonado la aeronave, según informa la agencia holandesa ANP. El pasaje está siendo trasladado en autobuses desde la pista, en la que han permanecido unas dos horas en el interior del avión a la espera de que se aclarase la situación.

Una pasajera dice que en ningún momento se ha vivido nada parecido a un secuestro

Según ha dicho una mujer que se encontraba a bordo a la emisora pública Radio 1, la situación en el interior del avión era 'relajada' y en ningún momento se ha vivido nada parecido a un secuestro.

Otro pasajero citado por una emisora de radio ha señalado que lo único anormal que se vivió es que el avión sobrevoló en círculos el mar durante un tiempo antes de aterrizar.

El vuelo 8366 de Vueling transportaba a 183 pasajeros entre Málaga (sureste de España) y Amsterdam y tenía previsto originalmente su aterrizaje para las 13.35 hora local (11.35 GMT).

El aeropuerto de la ciudad holandesa ya había sido noticia hoy por el cierre de una de sus pistas como medida de precaución tras el hallazgo de una bomba de la Segunda Guerra Mundial durante unas obras.