Público
Público

La familia da por muerta a la mujer desaparecida en Turquía

Su hija asegura que hay testigos del fallecimiento. Los otros 17 supervivientes podrán volver a España mañana si lo desean

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La turista malagueña de 67 años dada por desaparecida al hundirse un barco en Turquía, Paloma Gálvez Petersen, murió al hundirse con la embarcación que se había incendiado, según ha asegurado su hija, Alicia Canales, que explica que hay testigos del fallecimiento.

'Es una tragedia, es un accidente, fue muy rápido. El barco se incendió, los demás saltaron y a mi madre no le dio tiempo y se fue al fondo', ha manifestado la hija de la víctima, que ha precisado que en el accidente han resultado lesionadas de carácter leve otras dos integrantes del mismo grupo familiar. No obstante, la mujer sigue desaparecida y está siendo buscada por un dispositivo turco.

Las lesionadas son primas de Alicia, María Gálvez e Inés Gálvez. La primera ha sufrido una rotura de tobillo y la segunda es una niña que ha sufrido quemaduras leves. El grupo familiar estaba compuesto por 18 personas, algunos de ellos residentes en Portugal y la otra parte en Málaga.

Los 17 turistas españoles que han sobrevivido podrán regresar a sus casas a partir de mañana si así lo desean, después de que reciban salvoconductos para abandonar ese país, ya que perdieron toda su documentación en el accidente, ha informado una portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores y de Cooperación.

El departamento que dirige Miguel Angel Moratinos no ha podido precisar cuántos de ellos regresarán a España ya que se trata de una decisión 'personal'.

La embarcación, en la que también viajaban cinco integrantes de la tripulación, se hundió en el sur de Turquía tras declararse -por causas desconocidas que se investigan- un incendio a bordo, según confirmó la Embajada de España en Turquía. Todos los pasajeros, salvo Paloma Gálvez y los tripulantes del Kayhan-9 fueron rescatados a tiempo por los guardacostas que llegaron al lugar del siniestro.

El barco se hundió en su cuarto día de viaje, después de zarpar de Marmaris, una localidad de la sureña provincia de Mugla, para dirigirse a Fethiye dentro de una singladura por el Mediterráneo turco. La fallecida es una de las propietarias del hospital privado Doctor Gálvez de Málaga.