Público
Público

Los famosos británicos relatan los acosos de la prensa sensacionalista

La actriz Sienna Miller, la escritora JK Rowling o el exresponsable de la F1 Max Mosley declaran sobre el 'NOTW'

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La escritora JK Rowling, la actriz Sienna Miller y el exresponsable de Fórmula Uno Max Mosley han declarado este jueves ante el juez Lord Leveson, encargado de hacer un análisis sobre la ética periodística en Reino Unido a raíz del escándalo de las escuchas ilegales del dominical británico News of the World.

Miller, que fue víctima directa de los pinchazos telefónicos de este periódico y de The Sun, también del grupo News International del magnate Rupert Murdoch, dijo que hubo un tiempo en el que 'tenía a 10 ó 15 personas persiguiéndome por las calles de noche'. La modelo admitió que cuando ambas cabeceras empezaron a publicar cosas sobre su vida privada llegó a sospechar 'de mi familia y amigos', llegando incluso a acusarlos de haber filtrado las informaciones. 'Tuvo un efecto realmente destructivo en mi vida y en la de mis amigos. Hizo que no pudiera salir de casa, me sentí agredida, y estaba paranoica y constantemente con ansiedad', ha comentado.

La intérprete de filmes como Alfie, perseguida, entre otras cosas, por su relación con el actor Jude Law, llegó a cambiarse el número de móvil 'tres veces en tres meses' para eludir al News of the world.

Hasta ahora, como compensación por la campaña de espionaje de los periódicos, Miller ha recibido 100.000 libras de compensación, algo que para ella no es suficiente porque 'no se trata del dinero. Quería llegar a comprender la extensión real de la información que tenían sobre mi. Quería saber quién conocía todo esto, quien había estado escuchando mis conversaciones'. 

J.K. Rowling, que ha vendido 450 millones de copias de sus libros de Harry Potter, ha explicado cómo el acoso de los 'paparazzi' la obligó a cambiarse de casa en Escocia y a abandonar la que se había comprado con el dinero de su primera novela sobre el joven mago. 

También confesó que se sintió 'invadida' cuando una vez encontró una carta escrita por un reportero en la cartera del colegio de su hija mayor, cuando tenía solo cinco años, y reveló que ha tomado medidas contra la prensa al menos en 50 ocasiones. Al detallar su batalla contra los periodistas, en general para proteger a sus tres hijos, Rowling diferenció entre un periodismo 'heroico' que informa de guerras y hambrunas y otro que es 'ilegal e intrusivo'. 'A veces me pregunto por qué se les da el mismo nombre', observó la autora.

Mosley, que se vio perjudicado por la publicación del famoso caso de la orgía nazi aireado por News of the World, dijo que ha abierto acciones legales en 22 países para que se elimine el vídeo en el que aparecía teniendo relaciones sadomasoquistas. 'Eso se publicó para destrozarme. Creo que estaban muy contentos y orgullosos de lo que me hicieron', dijo.

También hoy declaró una persona anónima, HJK, cuyo teléfono fue intervenido tras iniciar una relación con un personaje famoso y el abogado Mark Thompson, en representación de Miller. Esta semana también pasaron por la corte el actor británico Hugh Grant -que fue el primero en seguir la pista de los pinchazos- y Gerry y Kate McCann, padres de la niña Madeleine McCann desaparecida en el Algarve, Portugal, en mayo de 2007.

Murdoch decidió cerrar News of the World en julio después de que estallara el escándalo. Según las investigaciones, el periódico intervino los teléfonos y buzones de voz de celebrities, víctimas de terrorismo, familiares de soldados fallecidos en Irak y Afganistán, y de menores desaparecidos.

En realidad, las denuncias comenzaron en 2006, pero la Policía decidió cerrar el caso, que luego tuvo que reabrir en enero. Scotland Yard, además, se ha visto en el centro de la polémica ya que se cree que hubo agentes que aceptaron sobornos a cambio de pasar información a los investigadores del periódico sobre las personas que querían espiar.