Publicado: 04.07.2016 11:38 |Actualizado: 04.07.2016 17:19

Nigel Farage, el líder británico antiinmigración y principal defensor del Brexit, anuncia su dimisión

El hasta hoy líder de UKIP y todavía miembro del Parlamento Europeo asegura que con la salida de Reino Unido de la UE ha cumplido el objetivo que se marcó al entrar en política.

Publicidad
Media: 4.40
Votos: 5
Comentarios:
Nigel Farage, el hasta ahora líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP). - REUTERS

Nigel Farage, el hasta ahora líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP). - REUTERS

LONDRES.- Misión cumplida y retirada. El xenófobo Nigel Farage ha presentado este lunes su dimisión como líder del Partido de la Independencia del Reino Unido (UKIP) al haber conseguido su ansiado Brexit en el referéndum del pasado 23 de junio sobre la salida de Reino Unido de la Unión Europea (UE). El polémico político, de 52 años y todavía miembro del Parlamento Europeo, considera que ha alcanzado su gran logro y que "lo correcto" es "hacerse a un lado".

"Mi objetivo al entrar en política era sacar al Reino Unido de la Unión Europea. Es por lo que votamos en el referéndum de hace dos semanas, y ahora siento que he hecho mi aportación", ha dicho Farage en una declaración ante la prensa en Londres. Aún así, ha avisado de que seguirá de cerca como un "halcón" las negociaciones sobre la retirada y que, al mismo tiempo, apoyará los "movimientos" que están surgiendo en otros países comunitarios a favor de lo que él llama "la independencia" de la UE.



"Durante la campaña para el referéndum, había dicho que quería recuperar mi país. Lo que estoy diciendo hoy es que quiero recuperar mi vida y empiezo ahora mismo"

Farage, eurodiputado desde 1999 y gran referente de los postulados antiinmigración, lleva años respaldando la campaña a favor del Brexit, objetivo que se marcó cuando decidió en la década de los 90 dejar su trabajo en la City de Londres para entrar en la arena política. "Durante la campaña para el referéndum había dicho que quería recuperar mi país. Lo que estoy diciendo hoy es que quiero recuperar mi vida y empiezo ahora mismo", ha agregado, antes de admitir que el camino ha sido difícil pero muy "divertido". "La victoria de la campaña por la retirada (de la UE) en el referéndum quiere decir que mi ambición política ha sido alcanzada. Entré en esta lucha desde el mundo empresarial porque quería que fuéramos una nación que se gobernase sola", ha subrayado.

Nigel farage, durante la rueda de prensa en Londres.- REUTERS

Nigel farage, durante la rueda de prensa en Londres.- REUTERS

El UKIP, con apenas un escaño en la Cámara de los Comunes, deberá elegir ahora a un nuevo líder. Muchos expertos vislumbran un futuro incierto para la formación al haber cumplido con el objetivo de su existencia. Sin embargo, durante su comparecencia, Farage ha augurado un futuro positivo para UKIP ante las crisis desatadas en los principales partidos, el Conservador y el Laborista, con la victoria del Brexit. Los tories (conservadores) tienen que elegir al nuevo líder en sustitución del primer ministro británico, David Cameron, que presentó su dimisión el pasado 24 de junio. Por otro lado, el laborista Jeremy Corbyn recibe presiones para renunciar por su tibio apoyo a la permanencia en la UE durante la campaña para el plebiscito.

"Todo esto ha merecido la pena", defiende Farage, que augura un gran futuro para el UKIP ante las crisis de los dos dos grandes partidos, el Conservador y el Laborista

Farage también ha pedido que se aclaren los términos de la salida británica de la UE, para lo que el Reino Unido tiene que invocar primero el artículo 50 del Tratado de Lisboa, que marca el comienzo del proceso de negociaciones, cuyo tiempo es de dos años. Siempre polémico, la semana pasada Farage fue centro de atención de los medios por su intervención ante los eurodiputados, a los que les dijo que nunca habían tenido un trabajo en su vida y que, con el éxito del Brexit, ya no podían reirse de él.

En el pasado, Farage fue militante del Partido Conservador hasta que John Major, el primer ministro tory entre 1990-1997, decidió firmar el Tratado de la UE (o Tratado de Maastricht) en 1992, que establecía una mayor integración europea. Esto provocó divisiones en la formación, entre proeuropeos y euroescépticos, lo que llevó a Farage a formar en 1993 el UKIP. Tras las elecciones británicas de 2015, Farage también presentó la dimisión como líder al no ganar el escaño de Thanet South (sureste inglés), pero días después volvió al liderazgo. Ahora, con la victoria del Brexit, el político estima que ha llegado el momento de dar "un paso al lado". "Todo esto ha merecido la pena", ha concluido.