Publicado: 16.09.2016 17:52 |Actualizado: 16.09.2016 17:52

Las FARC inician la conferencia en la que se disolverán como guerrilla y se convertirán en movimiento político

Colombia levanta las órdenes de captura sobre 200 guerrilleros, y permite salir de la cácel a 24 presos por rebelión para participar en la primera reunión tolerada de la insurgencia

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Marco León, de las FARC, habla a otros guerrilleros días antes de la conferencia. REUTERS /John Vizcaíno

Marco León, de las FARC, habla a otros guerrilleros días antes de la conferencia. REUTERS /John Vizcaíno

BOGOTÁ.- Con la llegada a los llanos del Yarí, una sabana entre las regiones colombianas de Meta y Caquetá, de unos 200 delegados de distintos Frentes, a los que la justicia, por orden del Presidente, ha levantado las órdenes de busca y captura, se ha iniciado la X Conferencia de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), la primera en la legalidad y la última como movimiento armado, después de los Acuerdos de Paz.

En días pasados fueron llegando en vuelos privados y aviones de la Cruz Roja los máximos dirigentes -Timochenko, Iván Márquez, Pablo Catatumbo, Pastor Alape, Carlos Antonio Lozada y Camila Cienfuegos-, así como el resto de los 29 integrantes del Estado Mayor Central, la mayoría de los cuales han residido en Cuba en los últimos tiempos negociando con los delegados del Gobierno, dirigidos por el exvicepresidente Humberto de la Calle.

Fuerzas del Ejército, estacionadas en las zonas próximas de San Vicente, Macarena y Cartagena del Chairá, recibieron la orden de permitir el paso de los guerrilleros, muchos de ellos uniformados y armados, y vigilan discretamente la amplia zona donde, desde hace más de un mes, decenas de miembros de la guerrilla construyen instalaciones para una conferencia que albergará, entre miembros de las FARC, invitados y periodistas, a cerca de 900 personas durante la próxima semana.



Parte de la delegación de la guerrilla está integrada por 24 dirigentes presos que llegaron custodiados por guardianes carcelarios y a los que el Gobierno ha concedido un permiso de 10 días en los que se levantará su condena por rebelión.

Iniciados ya los trabajos de confección de la agenda durante el día de hoy, el comandante Timoleón Jiménez Timochenko abrirá el sábado formalmente las sesiones que tendrán un carácter cerrado en los primeros días y que se clausurarán el día 23 con una declaración final y una fiesta concierto.

Lo más importante de esta reunión será convencer a los delegados de los frentes de las FARC de unos Acuerdos de Paz posibilistas que excluyen la revolución o la toma del poder y que deben conducir a la guerrilla a convertirse en un movimiento político legal que participe en las elecciones. Se estima que más de un 90% de la fuerza armada y de los milicianos están de acuerdo con lo acordado en la agenda negociada en La Habana y que la disidencia se centra en unos centenares de guerrilleros del Frente primero. Sin embargo, según ha podido saber Público, podría haberse abierto otra disidencia en el Frente 23, algunos de cuyos miembros preferirían seguir con las actividades clandestinas.

Antes de iniciarse la Conferencia, se produjo una reunión de trabajo entre el general en activo Javier Flórez, el alto Comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, el delegado de la ONU Jean Arnault y los dirigentes guerrilleros para establecer las definitivas zonas de concentración de las fuerzas guerrilleras, una vez desmovilizadas y que serán finalmente 20 zonas veredales y 7 campamentos, en los que se concentrará la dirigencia armada.
Todo debe culminar el próximo 26 de septiembre, en la histórica ciudad de Cartagena de Indias, cuando el presidente Santos y Timochenko, en presencia de dignatarios internacionales del mayor nivel, incluyendo el secretario general de Naciones Unidas y un delegado del Papa Francisco, firmen el acuerdo de paz definitivo.