Público
Público

Fariñas agradece a España y la UE sus gestiones

El disidente cubano acepta que Moratinos no se reúna con él y sigue con su huelga de hambre pese a la gravedad de su estado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El disidente cubano Guillermo Fariñas agradece las gestiones realizadas por el Gobierno de España y por la Unión Europea en favor de los presos políticos de Cuba, pero está decidido a continuar con su huelga de hambre.

El periodista comenzó su protesta el pasado 24 de febrero y permanece en estado grave después de que los médicos le localizaran la semana pasada un coágulo cerca de la yugular.

Ayer, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, de visita en La Habana, confirmó que no visitaría a Fariñas y le pidió que dejara la huelga por su propio bien. Esta noticia no parece haberle molestado.

Según Jorge Luis Ardiles Montiel, otro disidente que permanece con él en el hospital en el que está ingresado, Fariñas 'ya imaginaba que Moratinos no iba a venir a visitarle, pero no le molestó en absoluto. El reclamo de Guillermo es al Gobierno de Cuba, por lo que no se siente molesto. Al contrario, agradece a la Unión Europea y a España la solidaridad que han mostrado hacia él y hacia los disidentes. Éste es un problema de los cubanos que tiene que ser solucionado por el régimen', dijo en una conversación telefónica con Europa Press.

A pesar de su fragilidad, el disidente 'no piensa dar marcha atrás en su decisión de exigir la liberación de los 26 presos políticos que se encuentran en riesgo de muerte por su estado de salud', aseveró Ardiles. 'Su posición es firme. Para salvar su vida el Gobierno cubano tendrá que dar respuesta a su petición. No hay otra salida'.

Según el último parte médico, Fariñas tiene una presión arterial de 60-100, un ritmo cardíaco de 117 pulsaciones por minuto y 37,7º de fiebre.

Sin embargo, según su portavoz Licet Zamora, los peores pronósticos realizados la semana pasada por los médicos tras detectarle el coágulo no se han cumplido. 'Estamos algo esperanzados porque no se hayan producido esas complicaciones que temían los médicos. Pero en cualquier caso, su estado es crítico', informó la portavoz de Fariñas, Licet Zamora.

Moratinos llegó ayer a Cuba, donde se entrevistará con representantes del Gobierno y la Iglesia Católica para apoyar el proceso de diálogo sobre los presos políticos.

Hoy tiene previsto reunirse con Bruno Rodríguez en el Ministerio de Relaciones Exteriores cubano. Está previsto también que Moratinos mantenga un encuentro con el cardenal Jaime Ortega, arzobispo de La Habana, aunque aún no se ha informado de la fecha y el lugar de la reunión.

El ministro español espera ver también al presidente de Cuba, el general Raúl Castro, aunque ayer aseguró en Madrid que esa cita no está cerrada todavía.

Moratinos, que permanecerá en Cuba hasta la noche del miércoles 7 de julio, no se reunirá con miembros de la disidencia interna de la isla.