Publicado: 30.03.2010 00:15 |Actualizado: 30.03.2010 00:15

Fariñas rechaza la propuesta del Gobierno español de darle asilo

El disidente cubano en huelga de hambre ya está "al borde del shock séptico"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No, no y no. Guillermo Fariñas, disidente cubano que se mantiene en huelga de hambre y de sed desde hace 35 días, rechazó por tercera vez las ofertas del Gobierno español y del cubano para exiliarse en España. "Mi hijo se mantendrá en su propósito hasta las últimas consecuencias", transmitió su madre, Alicia Hernández, que se mantiene al pie de la cama de la UCI del hospital de Santa Clara donde permanece ingresado.

Y es precisamente su estado de salud, "al borde del shock séptico", como explica Hernández, enfermera de profesión, el que ha acelerado la nueva mediación del diplomático español Carlos Pérez-Desoy. La oferta consistía en que Fariñas se curase en España de la grave infección que hace peligrar su vida. Según confirmaron fuentes diplomáticas a Efe, el psicólogo y periodista independiente de 48 años sopesó en esta ocasión el viaje, pero exigió su inmediato regreso a la isla tras curar la dolencia, algo que no depende del Gobierno español y que precipitó el tercer no del disidente.

Sin embargo, Elena Valenciano, secretaria de política internacional del PSOE, confesó que el Gobierno español mantenía gestiones para alcanzar con La Habana el compromiso que exige el huelguista. "Estamos ejerciendo toda nuestra influencia para que eso sea posible y poder salvar la vida de Fariñas", añadió.

Postrado en su cama, con un hilo de voz muy débil, Fariñas instó al diplomático español a que transmitiera la misma propuesta "a algunos de los que están presos, con un estado de salud muy quebrantado, a ver si alguno acepta y se quiere recuperar en España", relató Hernández.

Fariñas reclama la excarcelación de 26 presos políticos que sufren distintas enfermedades y dolencias, según demuestran los chequeos médicos que les han realizado en las propias cárceles. La ley cubana contempla una serie de licencias extrapenales (libertad condicional) para estos casos. La misma licencia que ha permitido que Martha Beatriz Roque, la única mujer entre los 75 condenados de la Primavera Negra, esté hoy en libertad. Esta disidente histórica también puede ser tratada en España, tras otorgarle el Gobierno de Rodríguez Zapatero la nacionalidad española.

El rebelde anticastrista volvió a agradecer la mediación española. Fariñas tomó el relevo de Orlando Zapata y junto a las Damas de Blanco mantienen un pulso inédito contra el Gobierno de Raúl Castro. Tan sorprendente como las críticas de Pablo Milanés y de Silvio Rodríguez, bastión de la Revolución, quien fue incluso fue censurado por los medios cubanos.