Publicado: 04.12.2015 17:14 |Actualizado: 05.12.2015 13:00

El FBI investiga el tiroteo de San Bernardino como "un acto de terrorismo"

La autora de la masacre prometió lealtad del líder del EI en un mensaje en Facebook. Los investigadores barajan que el ataque habría estado inspirado, aunque no promovido ni dirigido, por la organización yihadista.

Publicidad
Media: 2.33
Votos: 3
Comentarios:
Varias personas participan en una vigilia en memoria de las víctimas del tiroteo en San Bernardino, California (EEUU). EFE/Eugene Garcia

Varias personas participan en una vigilia en memoria de las víctimas del tiroteo en San Bernardino, California (EEUU). EFE/Eugene Garcia

LOS ÁNGELES (EEUU).-El FBI investiga la matanza perpetrada el miércoles por un matrimonio en San Bernardino (California) como un "acto de terrorismo", si bien por el momento las autoridades no han establecido oficialmente ningún vínculo entre este tiroteo y el grupo Estado Islámico.

Después de que saliese a la luz que la mujer, Tashfeen Malik, había declarado en Facebook su lealtad al líder de Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi, el FBI ha reconocido que barajan la hipótesis de la motivación terrorista. Por su parte, la cadena de televisión NBC, que menciona como fuente a un funcionario familiarizado con los detalles de la investigación, asegura que ese mensaje fue publicado "justo antes del ataque".



"En base a la información y a los hechos que conocemos, estamos investigando estos actos atroces como terrorismo", ha explicado ante los medios el director adjunto del FBI en Los Angeles, David Bowdich. Malik y su marido, Syed Rizwan Farook, desarrollaron una "exhaustiva planificación" del ataque, ha añadido.

"En base a la información y a los hechos que conocemos, estamos investigando estos actos atroces como terrorismo"

Malik, de 27 años y origen paquistaní, y Farook, de 28 años, murieron durante un enfrentamiento con la Policía horas después de que irrumpiesen en una fiesta de una agencia de servicios sociales en San Bernardino, unos 60 kilómetros al este de Los Angeles.

Ninguna persona ha sido detenida por estos hechos, si bien Bowdich ha confirmado que se están investigando las conversaciones telefónicas mantenidas por uno de los atacantes, informa CNN.

Sin vinculación con el EI

Los investigadores no tienen pruebas de que el Estado Islámico conociese a los dos presuntos responsables de la masacre y no hay pruebas en su hogar que sugieran alguna relación con alguna organización terrorista extranjera, según una fuente del gobierno de Estados Unidos. "Los investigadores barajan que el ataque habría estado inspirado, aunque no promovido ni dirigido, por la organización yihadista".

"Los investigadores barajan que el ataque habría estado inspirado, aunque no promovido ni dirigido, por la organización yihadista".

Mientras, el diario The New York Times, que también cita a funcionarios de la investigación, afirma que en este momento la hipótesis que predomina es la de que Malik, que nació en Pakistán y vivió en Arabia Saudí tras casarse con Farook, y su esposo se radicalizaron por sus medios y se inspiraron en el Estado Islámico, sin recibir órdenes directas del grupo yihadistas de llevar a cabo la matanza.

En los días previos al tiroteo, que causó también 21 heridos, el matrimonio tomó medidas para borrar información de algunos de sus dispositivos electrónicos, según los últimos detalles divulgados de la investigación. Por ello, las autoridades creen que el tiroteo fue premeditado y planeado con cierta antelación.

La pareja tenía dos rifles de estilo asalto, dos pistolas semiautomáticas, 6.100 cartuchos de municiones y 12 bombas en su casa cuando murieron, dijeron funcionarios. Una fuente del gobierno estadounidense dijo que debido a la cantidad de armamento, los investigadores están tratando de determinar si tenían la intención de llevar a cabo un ataque más elaborado.

Farook, ciudadano estadounidense nacido en Illinois e hijo de inmigrantes paquistaníes, trabajó como inspector para el Departamento de Medio Ambiente de la Salud del el condado de San Bernardino, la agencia en cuya fiesta supuestamente atacaron él y Malik el miércoles.

Los investigadores estudian si Farook tuvo una discusión con un compañero de trabajo que denunció los "peligros inherentes del Islam" antes del tiroteo, dijo una fuente del gobierno de Estados Unidos.

Los investigadores centran sus pesquisas ahora en averiguar los motivos del ataque, aunque ya el presidente estadounidense Barak Obama había apuntado que el tiroteo podría deberse a la ideología extremista.

Armas confiscadas del ataque del miércoles pasado en San Bernardino, California. REUTERS

Armas confiscadas del ataque del miércoles pasado en San Bernardino, California. REUTERS

Por su parte, el juez instructor del condado de San Bernardino ha dado a conocer las identidades de las 14 víctimas del tiroteo, todas comprendidas en edades entre 26 y 60 años. "Este tiroteo hace que cada familiar, amigo o compañero de las víctimas sufra una tragedia personal enorme. Debemos permanecer fuertes y ofrecer apoyo a cada uno de los afectados de este ataque sin sentido", ha dicho el Sheriff John McMahon.

Toda las victimas vivían cerca de San Bernardino y 12 de ellas eran empleados del condado. Otra de las victimas estaba ya retirada, según ha informado un portavoz del condado.