Publicado: 13.08.2014 18:30 |Actualizado: 13.08.2014 18:30

Fidel Castro cumple 88 años sin dar señales de vida

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex mandatario cubano, Fidel Castro, retirado del poder desde 2006, cumple este miércoles 88 años. El líder de la revolución que llevó a Cuba a ser el primer Estado socialista de América celebra su aniversario en un momento en el que el país isleño sigue inmerso en un plan de reformas impulsado por su hermano, Raúl Castro, de 83 años, para actualizar el régimen comunista.

Por ello, en Cuba ya está todo listo para festejar este día con conciertos y una exposición fotográfica y audiovisual sobre su figura. Al igual que en ediciones anteriores, varios de esos festejos coinciden con actos por el Día Internacional de la Juventud, como un concierto de la popular banda Buena Fe y otros músicos que tendrá lugar en La Habana y en el que está previsto que los jóvenes canten felicidades a Castro.

La citada exposición fotográfica y audiovisual lleva por nombre "Fidel es Fidel" y es obra del realizador cubano Roberto Chile, quien durante años trabajó directamente con Castro filmando y guardando registro de sus diversas actividades. La muestra incluirá piezas audiovisuales que reflejan "la personalidad infatigable de Fidel", fotos tomadas en la última década y una escultura de bronce inspirada en una de esas imágenes y creada por el artista cubano Ernesto Rancaño, según medios de la isla.

Además, con motivo de su aniversario, la casa natal del Fidel Castro, situada en la localidad de Birán, está siendo sometida a una reparación general. La restauración incluye más de 800 piezas y el panteón familiar, incluido en las 28 hectáreas del terreno donde se encuentra enclavado el complejo histórico declarado "Monumento Nacional" en 2009. La rehabilitación constructiva contempla además un antiguo hotel y la casa que perteneció Ángela María, hermana mayor de los Castro, y también se han extendido a viviendas y diversas instalaciones públicas en la comunidad de Birán.

En el complejo histórico, situado a unos 800 kilómetros al este de La Habana, se conservan la casa de la abuela Dominga, las habitaciones familiares, la carnicería, el bar "La Paloma", la escuela, la tienda y un automóvil Ford de 1918 que conducía la madre de los Castro. En ninguno de esos homenajes se ha anunciado la presencia del ex gobernante, quien desde su enfermedad mantiene un bajo perfil con esporádicas apariciones públicas, la última de ellas conocida en enero pasado, cuando acudió a la inauguración de un estudio de arte en La Habana.

A lo largo de este año, Fidel Castro ha recibido en su casa de La Habana numerosas visitas de personalidades como ocurrió en enero cuando, con motivo de la II Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños, se reunió con al menos siete mandatarios y con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. En marzo pasado también recibió al primer ministro de Vietnam, Nguyen Tan Dung, y en julio sostuvo encuentros con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el de China, Xi Jinping. A este último, Castro le informó de lo que parece ser una de sus principales ocupaciones en su retiro: sus estudios sobre el cultivo de plantas, como la morera o la moringa, para la alimentación humana y animal y las posibilidades de multiplicar esas producciones.

En las últimas semanas, y tras meses sin publicar, el ex mandatario volvió a aparecer en la prensa oficial cubana con varios artículos sobre asuntos de actualidad internacional entre ellos el derribo del avión de Malasyan Airlines, del que culpó a Ucrania. En el más reciente de sus artículos, publicado el pasado 5 de agosto, Fidel Castro condenó el "holocausto" y "macabro genocidio" que comete Israel contra los palestinos en la Franja de Gaza.

Por su parte, importantes figuras del exilio cubano consideran que los actos programados en Cuba para celebrar el 88 cumpleaños deFidel Castro son una muestra clara de que el "culto a la personalidad" perdura en la isla, atenazada por una "dictadura militar de partido único". Toda esa serie de actividades programadas en la isla para festejar el 88 cumpleaños de Fidel son un indicador de que el "culto a la personalidad" todavía persiste en Cuba y, por extensión, prueba de que el "Gobierno de los hermanos Castro ha sido funesto para la República", señaló Jaime Suchlicki, director del Instituto de Estudios Cubanos y Cubanoamericanos de la Universidad de Miami.

Con sarcasmo, Suchlicki describió a Fidel, retirado del poder desde 2006, como una suerte de "figura esotérica" y "momia viva" que alimenta el imaginario de la población cubana y recibe visitas de mandatarios en su casa, pero con un peso "más ceremonial que real" en el devenir de la nación caribeña. Sí es cierto, precisó el académico, que Fidel se reúne con personalidades internacionales, pero el poder de decisión descansa en las manos de su hermano Raúl, "sobre el que mantiene cierta influencia", y de los militares. A la postre, hizo hincapié, Fidel siempre quiso convertirse en un líder internacional, una "ambición política ante la que sacrificó al pueblo de Cuba".

El expresidente cubano celebra su noveno aniversario desde que delegó el poder el 31 de julio de 2006 por una grave afección intestinal. Pese a que Fidel sobrevivió a esa grave enfermedad, "lo que no ha sobrevivido ha sido su proyecto de mantener un modelo económico colectivista donde el Estado fuera el único productor de bienes y servicios", aseguró por su parte el escritor y periodista cubano exiliado Carlos Alberto Montaner. Y es que, pese a que Cuba "sigue siendo una dictadura militar de partido único", la imposibilidad de continuar con el "fracasado modelo económico" ha llevado a Raúl Castro a "permitir ciertas actividades privadas", puso de relieve Montaner.

En parecidos términos a los de Suchlicki se expresó Montaner al asegurar que "el 88 cumpleaños de Fidel será celebrado con todo boato" y que la "larga vida" del exlíder cubano ha estado dedicada a la "destrucción y disociación de un pueblo fatigado tras medio siglo de experimentos y atropellos", enfatizó el escritor. La misma consideración sobre la celebración del cumpleaños de Fidel Castro aportó la legisladora estadounidense Ileana Ros-Lehtinen, de origen cubano: "A la gente de Cuba le importa muy poco, o nada, otro irrelevante cumpleaños", aseguró la congresista republicana.

El problema que no se puede escamotear, consideró Ross-Lehtinen, es que el pueblo cubano "tiene hambre de libertad y democracia", destacó, para añadir que esta aspiración legítima solo se materializará en la isla cuando "estos dinosaurios" se vayan. Solo entonces "el cambio vendrá", con un nuevo liderazgo de "valientes luchadores" como (el opositor cubano Jorge Luis García Pérez) Antúnez y su esposa, Yris Tamara Pérez Aguilera, líder de las Damas de Blanco.

Para el presidente del Directorio Democrático Cubano, Orlando Gutiérrez, tal "énfasis" desplegado por las autoridades cubanas en la celebración del cumpleaños de Fidel denota la "total falta de autoridad" y "arraigo" de su hermano Raúl en la población. "Raúl tiene aún que recostarse sobre su hermano mayor", resaltó Gutiérrez. A la vez, estos festejos en honor de Fidel reflejan la "debilidad del Gobierno actual", un "régimen personalista basado en el culto a la figura" del exlíder revolucionario consciente de que la "pequeña parte de la población que simpatiza con el Gobierno lo hace por Fidel", sentenció

 



http://www.quoners.es/debate/crees-que-fidel-castro-ha-hecho-realidad-el-sueno-revolucionario