Público
Público

Fidel cumple 85 años, sin poder pero muy presente

El líder de la revolución cubana continúa presente en la vida del país a través de sus múltiples reflexiones y apariciones.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Fidel Castro cumple cumple 85 años en un país que se ha acostumbrado a tenerle presente pero retirado del poder y como testigo de la 'actualización' del socialismo emprendida por su hermano, el presidente Raúl Castro.

Castro encabezó la revolución que derribó el 1 de enero de 1959 al dictador Fulgencio Batista y se mantuvo como líder indiscutible de la misma hasta el 31 de julio de 2006, cuando todos sus cargos fueron asumidos por su hermano menor, Raúl Castro. Ni los Estados Unidos, su máxima obsesión, ni la caída del bloque soviético hace dos décadas o la gravísima crisis económica en que quedó sumida Cuba le apartaron del poder: solo la enfermedad le obligó a retirarse.

En febrero de 2008 dejó de ser oficialmente el presidente y el pasado abril fue sustituido también por su hermano como primer secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC), el último cargo de máxima responsabilidad que ocupaba formalmente. Pero muchos en la isla se preguntan todavía sobre el verdadero rol y alcance de la influencia de un Fidel Castro que insiste en que sólo es un 'soldado de las ideas'.

Aunque retirado del poder, el 'líder histórico' de la revolución sigue presente en la vida de los cubanos a través de las sentencias de sus discursos, las distintas efemérides revolucionarias que se conmemoran casi a diario en Cuba, las 'reflexiones' que publica o las imágenes suyas que todavía pueden verse en calles y carreteras.

'Mientras tenga fuerzas para hacerlo, y afortunadamente se encuentra en la plenitud de su pensamiento político, desde su modesta condición de militante del partido y soldado de ideas, seguirá aportando a la lucha revolucionaria y a los propósitos más nobles de la Humanidad', ha señalado Raúl Castro.

Defensores y detractores coinciden en su carisma y su habilidad política para transformar los fracasos en victorias y permitir la longevidad del sistema. Fidel, que creó su propia receta comunista nutriéndose del marxismo-leninismo y con una base nacionalista legada por José Martí, introdujo reformas sociales, educativas y sanitarias sin comparación en la América Latina contemporánea y colocó a Cuba en el mapa internacional.

Ahora su hermano, el general Castro (80 años), quiere sacar a Cuba de la penuria que arrastra desde hace décadas con un plan que supone una tímida apertura a la iniciativa privada, el adelgazamiento del aparato estatal y la eliminación de algunos de los subsidios implantados. Estos ajustes, que Raúl Castro siempre ha atribuido a la voluntad de su hermano, son fuertemente criticados por la disidencia, por considerar que no avanzan en materia de derechos humanos, sociales y civiles.

Cantores de nueve países ofrecieron anoche una serenata al líder cubano en La Habana, en un concierto al que no asistieron ni él ni su hermano. La Serenata de la Fidelidad, convocada por la ecuatoriana Fundación Guayasamín, se celebró durante unas tres horas en el teatro habanero Karl Marx con la participación de músicos de Argentina, Bulgaria, Chile, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela y Cuba.

Alfredo Vera, coordinador de Relaciones Internacionales de la Fundación Guayasamín, principal organizadora del festejo, dijo que con esta serenata se hacía 'un homenaje al hermano de la Humanidad' y 'fundamentalmente un acto de gratitud, de reconocimiento' a Fidel Castro, de quien resaltó su 'fecunda vida, ejemplar solidaridad internacionalista y muchas virtudes y valores'.

El programa de homenajes comenzó esta semana con otro concierto de cantautores latinoamericanos en la Casa del ALBA Cultural de La Habana. Asimismo, un grupo de músicos de la isla, liderado por el compositor y pianista Frank Fernández, grabaron el tema musical Rumba para hombres inmensos y realizaron un vídeo clip dedicado a Castro, cuyo estribillo dice 'Palante Comandante/Que tu estrella nunca nos falte/ te deseamos salud'.

El viernes también se inauguró la exposición de casi 20 pinturas y fotografías Caballero del Alba con obras del pintor cubano Nelson Domínguez y del fotógrafo Alex Castro, hijo de Fidel Castro.