Público
Público

Fidel se toma con humor las especulaciones sobre su muerte

"¿No me digas?Pues a mí no me han dicho nada", ha ironizado sobre su supuesto derrame cerebral

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al expresidente cubano, Fidel Castro, le hace 'gracia' que haya personas que especulen sobre su muerte como si para él 'fuera una mala noticia morirse'. Así lo ha comunicado la televisión estatal venezolana, que ha emitido una grabación en la que Fidel ironiza sobre la 'importancia' que el mundo le da.

La grabación muestra la entrevista que concedió al periodista venezolano Mario Silva en un encuentro que, según el comunicador, se produjo el pasado día 6 en la Habana y del que también se enseñaron fotografías en las que se ve al líder cubano sentado, comiendo y hablando con Silva.

'A mí me hacen gracia los tipos esos que se ponen a hacer augurios, como si para mí fuera una mala noticia morirme', han sido las palabras textuales de Castro, que bromeaba sobre los rumores de que había sufrido un derrame cerebral. '¿No me digas? Pues a mí no me han dicho nada. ¿Pero yo me he vuelto, acaso, alguien tan importante?', ha ironizado el líder cubano.

Esos rumores han cobrado más fuerza en los últimos dos meses. Los mismos que Castro lleva sin escribir artículos en sus llamadas 'Reflexiones'. 'Escribí bastante y pienso volver a escribir, pero ahora estoy trabajando en cosas que me parecen muy importantes, en cosas de interés con un beneficio para las personas, cosas que sean útiles' ha indicado sin dar más detalles.

Durante la conversación, Fidel habla de la crisis económica mundial, de los problemas de integración racial en Estados Unidos, de la alfabetización de Venezuela o de algunos episodios que protagonizó durante la revolución cubana.

En febrero de 2008 dejó la presidencia del país y el pasado abril fue sustituido por su hermano como primer secretario del Partido Comunista Cubano (PCC), el último cargo de máxima responsabilidad que ocupaba formalmente. Los rumores sobre el estado de salud del líder cubano han sido habituales cada vez que este se mantiene en silencio o no aparece en fotografías.