Público
Público

La Fiscalía camboyana pide cadena perpetua para los líderes de los Jemeres Rojos

"No vemos ninguna razón para rebajar la pena a Khieu Samphan y Nuon Chea", dijo la abogada Chea Leang. El 31 de octubre se conocerá la sentencia definitiva del tribunal internacional

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía pidió este lunes en el tribunal internacional de Camboya una pena de cadena perpetua para los exdirigentes del Jemer Rojo, Khieu Samphan y Nuon Chea, acusados de crímenes contra la humanidad.

'Pedimos prisión de por vida para ambos. No vemos ninguna razón para rebajar la pena', dijo la fiscal camboyana, Chea Leang. Con esta petición se cerró la presentación de conclusiones que la acusación ha realizado en las últimas tres jornadas para clausurar la primera parte de un proceso que comenzó en 2011 y que quedará visto para sentencia el próximo 31 de octubre.

En esta fase se juzga la responsabilidad de ambos líderes en la evacuación forzosa de Phnom Penh y la deportación de población urbana a campos de trabajo en zonas rurales, y la ejecución de soldados republicanos tras la toma del poder por parte del Jemer Rojo en 1975.

El exjefe de Estado del régimen, Khieu Samphan, y el ideólogo y número dos de la organización, Nuon Chea, rechazan los cargos de que se les acusa y basan su defensa en que desconocían los crímenes que se estaban cometiendo. La Fiscalía dedicó el grueso de su intervención en rechazar estos argumentos y demostrar la participación e implicación activa de los dos acusados en la toma de ambas decisiones en tanto que miembros de la cúpula del Jemer Rojo.

'Las pruebas demuestran más allá de toda duda razonable que Nuon Chea y Khieu Samphan estuvieron de acuerdo en utilizar la violencia para eliminar a personas a las que consideraban enemigos del Partido', dijo el fiscal internacional Will Smith. 'Las pruebas establecen que como miembros de una empresa criminal conjunta Nuon Chea y Khieu Samphan planearon todos y cada uno de los crímenes por los que han sido imputados', añadió Smith.

A partir de mañana intervendrán los abogados de la defensa, primero los de Nuon Chea, que dispondrán de dos días, y después los de Khieu Samphan, que tendrán los dos siguientes.

El tribunal internacional emitió su primera condena en julio de 2010 contra Kaing Guek Eav, alias Duch, quien dirigió el centro de detención y torturas del S-21 en el que unas 16.000 personas murieron, en la misma cárcel o en los campos de exterminio de Choeung Ek, a las afueras de Phnom Penh.

Duch fue condenado inicialmente a 35 años de cárcel, pero la sentencia fue elevada a cadena perpetua por la sala de apelación de las Cámaras Extraordinarias de las Cortes de Camboya, nombre oficial del tribunal. El jefe del Jemer Rojo, Pol Pot, murió en la selva camboyana en 1998, prisionero de sus propios correligionarios.