Público
Público

La Fiscalía egipcia pide que Mubarak sea ejecutado en la horca

También ha solicitado la pena máxima para dos de sus hijos y para el exministro del Interior por la matanza de civiles durante la revolución de la plaza Tahrir

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Fiscalía egipcia ha solicitado este jueves la pena de muerte en la horca para el expresidente egipcio Hosni Mubarak por su implicación en la muerte de manifestantes en las protestas que acabaron con su dimisión la pasada primavera.

La petición de la pena capital formulada por el Ministerio Público incluye también a dos de sus hijos, al exministro del Interior Habib al Adli, y a varios ayudantes.

'La fiscalía exige la pena máxima en contra de Mubarak y el resto de los acusados​​, que es la muerte en la horca', ha sentenciado Mustafa Khater, miembro del equipo de la Fiscalía durante la sesión del juicio que se sigue en El Cairo contra el exmandatario. El juez aplazó el juicio hasta el 09 de enero.

El juicio contra Hosni Mubarak se reanudó el pasado 28 de diciembre después de estar suspendido durante dos meses. El expresidente, que permanece recluido en un hospital militar cercano a El Cairo donde los médicos le tratan de las secuelas de un infarto, ha acudido durante estas sesiones a la sala transportado en helicóptero y después en camilla.

Mubarak, sus dos hijos, el exministro del Interior y altos cargos policiales afrontan cargos que van desde abuso de poder a corrupción, pasando por los relativos a su responsabilidad en la represión que arrebató la vida a 850 egipcios entre el 25 de enero y el 11 de febrero, los 18 días que tardó en caer el rais.

El Ministerio Público ha indicado que Mubarak, como presidente durante las protestas, tenía los mayores poderes y recibía informes, por lo que es imposible que no conociera los ataques y asesinatos de manifestantes. Además, el fiscal general, Mustafa Suleiman, ha denunciado que el exmandatario no hizo uso de sus prerrogativas y no forzó la dimisión del exministro de Interior porque tenía interés en reprimir las manifestaciones.

Durante la vista, Suleiman también ha señalado que los agentes que cometieron crímenes contra los manifestantes en doce provincias tenían instrucciones de los jefes de la Policía, y que no podían tomar decisiones individuales sin comunicarse con sus superiores.

Hace dos días, la corte decidió concluir la fase probatoria del proceso y comenzar a escuchar los alegatos de la acusación y la defensa como último paso antes de dictar sentencia. La sesión de era la última en la que la Fiscalía iba a presentar sus acusaciones y la próxima vista se celebrará el 9 y el 10 de enero.