Público
Público

La Fiscalía solicita el juicio a Berlusconi por delitos sexuales

El primer ministro italiano dice que las acusaciones "son un asco y una vergüenza" y llama "subversivos" a los fiscales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Los que conocen a Silvio Berlusconi aseguran estos días que está más nervioso de lo normal [...] Hay una chica, que acaba de cumplir 18 años, que está contando todo tipo de encuentros sexuales con él'. Así comenzaba el caso Ruby, con una noticia que era casi un rumor en Il Fatto Quotidiano el 26 de octubre del año pasado.

Pero del rumor se ha pasado a la confirmación y al enésimo proceso judicial contra el primer ministro italiano, porque aquella 'chica' no era aún mayor de edad.

La Fiscalía de Milán ha presentado esta mañana de manera definitiva a la jueza Cristina di Censo, la petición de juicio inmediato para Il Cavaliere por abuso de poder y prostitución de menores.

Los fiscales consideran probado que Berlusconi telefoneó el pasado 27 de mayo a una comisaría de Milán exigiendo a los agentes que liberaran a Karima el Mahgroug, abusando de su posición de primer ministro, para evitar que salieran a la luz las relaciones sexuales que habrían mantenido en su mansión de Arcore cuando la joven era menor de edad.

Berlusconi ha reaccionado con ira tras confirmarse la noticia en la rueda de prensa que seguía al Consejo de Ministros que se ha celebrado esta mañana: 'La acusa de la Fiscalía de Milán es un asco y una vergüenza [...] No existe la concusión (abuso de poder), intervine porque estaba preocupado porque se pudiera producir un incidente diplomático internacional'.

A continuación, Il Cavaliere dijo que 'esta cosa de los procesos es solo una farsa. Son acusaciones infundadas y la investigación tiene la única finalidad de ser una difamación mediática'. Los fiscales, añadió, 'están violando la Ley, van contra el Parlamento, la Fiscalía de Milán no tiene la competencia' del caso.

Para concluir, Berlusconi aseguró que no está preocupado por lo que le pueda pasar: 'Soy un hombre rico que puede pasar a hacer hospitales para niños en todo el mundo, como siempre he considerado'.

El sumario remitido al juez por la Fiscalía contiene 782 páginas distribuidas en dos volúmenes, en las que constan las copias de los pinchazos telefónicos realizados a todos los implicados en la trama y sus correspondientes testimonios. Bruti Liberati explicó esta mañana que han decidido no presentar en esos informes algunas de las llamadas registradas a Berlusconi por 'no tener ninguna relevancia con el caso'. 

Ahora la juez Di Censo contará con cinco días para decidir si el caso es tan importante como para proceder al juicio inmediato. Esto implica que el proceso saltaría la audiencia preliminar y podría dar con el primer ministro en el banquillo de los acusados en el mes de abril.

La Fiscalía, además, ha confirmado que ha abierto una investigación contra Karima el Mahgroug, la propia Ruby, por falsedad de testimonio. A principios de mayo del año pasado, Ruby presentó una denuncia después de que se diera cuenta de que le habían robado la cartera, donde llevaba 5.000 euros. Cuando los agentes le pidieron los datos, dijo llamarse Ruby Kayek y haber nacido en Egipto en noviembre de 1991.

Esto ha sido presentado como prueba por los abogados de Berlusconi, que sostienen que la joven no era menor de edad. Pero los fiscales sospechan que Ruby mintió porque la ley prevé que los menores de edad sin papeles deben ser enviados a comisaría y ser puestos a disposición del Fiscal del menor.

Así sucedió el 27 de mayo de 2010, cuando Ruby fue detenida por una patrulla policial en la calle Buenos Aires de Milán después de la denuncia de una chica que la acusaba del robo de 3.000 euros. En aquella ocasión Ruby reconoció que era menor y que no tenía su pasaporte, por lo que los agentes la trasladaron a comisaría y después se desarrolló todo el caso.

Berlusconi llamó al jefe de Policía de Milán Pietro Ostimi pidiendo que dejaran salir a la chica por ser la nieta de Mubarak. Al tratarse de una menor, Il Cavaliere envió a Nicole Minetti, la consejera del Pueblo de la Libertad en Lombardía, para que le fuera entregada en custodia.

En lugar de pasar la noche con Minetti, Ruby se fue con la prostituta de lujo Michel Conceiçao. Y como todo lo que rodeaba a su salida de comisaría resultaba demasiado extraño, los fiscales comenzaron a investigar.

Ruby apuntó en su diario que recibiría 4,5 millones de euros de Berlusconi en dos meses En los pinchazos telefónicos se descubrió una red de prostitución en torno a las fiestas de Berlusconi en su mansión de Arcore que salpicaba a la propia Minetti, al agente televisivo Lele Mora y al director de informativos Emilio Fede.

Los tres están acusados de inducir a la prostitución a todas las jóvenes que acudían a las fiestas en casa del premier, pero la Fiscalía abrirá el proceso contra ellos por la vía ordinaria.

Las jóvenes acudían a Arcore de su mano, se prestaban a los juegos sexuales con Il Cavaliere en la sala del bunga bunga y al final de la velada se ponían en fila para recibir los regalos.

Algunas hablan de sobres con billetes de 500 euros, también de joyas y vestidos de diseño. Otras obtuvieron como premio un apartamento gratis en el complejo inmobiliario Milano II. Según el sumario, el contable de Berlusconi, Giuseppe Spinelli, les pagaba las facturas.

Pero por encima del resto queda Ruby. Porque recurrir a prostitutas no es delito en Italia, sólo si la persona que se prostituye es menor de edad. En los pinchazos habla de que el primer ministro le prometió cinco millones de euros a cambio de hacerse pasar por loca.

Il Cavaliere

Los testimonios de Ruby en televisión, prensa y ante la propia Fiscalía han sido sumamente contradictorios. Hasta el punto que la joven prestó su palabra a la defensa que los abogados Niccolò Ghedini y Piero Longo, han presentado. La chica dice no haber mantenido relaciones con el premier y haberle mentido acerca de su edad y su procedencia.

En cualquier caso, existe una prueba llamativa, el diario de la joven que los fiscales encontraron en una de las casas de acogida por las que Ruby ha pasado en los últimos años. Allí había apuntadas varias cifras de dinero. La más curiosa es esta: '4,5 millones de euros de Silvio Berlusconi en dos meses'.