Publicado: 07.11.2013 10:18 |Actualizado: 07.11.2013 10:18

Forenses suizos aclararán hoy si Arafat fue envenenado con polonio

El equipo que analizó los restos del histórico dirigente palestino entregó el martes su informe a la viuda de Arafat, que asegura que su marido fue asesinado. "Esto es más un culebrón que ciencia", asegura I

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El equipo de forenses suizos que efectuó las pruebas en el cadáver del histórico líder palestino Yasir Arafat va a celebrar una rueda de prensa este jueves a las 13:45, hora local y española, para hablar sobre las conclusiones de sus análisis.

El director del Hospital Universitario de Lausana (Suiza), el profesor Patrice Mangin, y el director del Instituto de Física de la Radiación de la misma institución, François Bochud, "van a responder a las cuestiones relativas a su informe, que fue entregado el martes a los representantes de la señora Suha Arafat y a la Autoridad Palestina", han indicado los forenses en un comunicado.

La viuda del expresidente palestino, Suha Arafat, aseguró este miércoles, después de recibir los resultados de las pruebas realizadas por los forenses, que su marido fue envenenado hasta morir en 2004 con polonio-210.

"Estamos revelando un verdadero crimen, un asesinato político", asegura su viuda

"Estamos revelando un verdadero crimen, un asesinato político", declaró a Reuters en París, tras recibir el informe de los expertos, entre los que figuraban los forenses del Instituto de Física de la Radiación del Hospital Universitario de Lausana, que abrieron la tumba de Arafat en Ramala en noviembre pasado y tomaron muestras para confirmar si había sido envenenado.

"Esto ha confirmado todas nuestras dudas", ha reconocido Suha Arafat, que ayer se reunió con el equipo forense suizo en Ginebra. "Está científicamente probado que no murió por una muerte natural y tenemos pruebas científicas de que este hombre fue asesinado", ha subrayado.

La viuda del histórico dirigente palestino no ha acusado a ningún país o persona y ha reconocido que el otrora líder de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) tenía muchos enemigos.

Los rumores en torno a la muerte de Arafat surgieron inmediatamente, ya que éste tenía muchos enemigos entre su propio pueblo, si bien los palestinos señalaron principalmente a Israel, que le mantuvo confinado en su cuartel general en Ramala durante los últimos dos años y medio de su vida. El Gobierno israelí ha negado tener algo que ver con su muerte, incidiendo en que tenía 75 años y había tenido una vida accidentada.

Al Yazira reveló el año pasado que había trazas de polonio radiactivo en sus efectos personales

Una investigación realizada por la cadena qatarí Al Yazira fue la primera en revelar el año pasado que había trazas de polonio-210 en los efectos personales de Arafat que los médicos que le atendieron en el hospital militar francés en el que murió entregaron a su viuda.

Eso llevó a que fiscales franceses abrieran una investigación por presunto asesinato en agosto de 2012 a petición de Suha Arafat. Expertos forenses de Suiza, Rusia y Francia tomaron muestras de sus restos para someterlos a prueba después de que la Autoridad Palestina accediera a abrir su mausoleo, que está en el recinto de la Mukata, sede de la presidencia palestina.

El Gobierno de Israel ha negado tener ningún papel en la muerte del expresidente palestino Yasir Arafat, y ha criticado que las últimas informaciones suponen el "último" capítulo de un "culebrón".

"Esto es más un culebrón que ciencia" asegura el ministro de Exteriores israelí"Esto es más un culebrón que ciencia, este es el último capítulo en un culebrón en el que Suha se opone a los sucesores de Arafat", ha afirmado este miércoles el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí, Yigal Palmor, poco después de conocerse los resultados de las pruebas realizadas por forenses suizos a los restos del expresidente palestino.

Palmor ha criticado que la investigación es un "intento muy superficial" para determinar una causa a la muerte de Arafat. El Gobierno israelí ha incidido en que el expresidente palestino murió a los 75 años y que había tenido una vida muy accidentada.

Tras la muerte de Arafat en 2004, surgieron rápidamente los rumores sobre las distintas causas de su muerte, ya que tenía muchos enemigos en su propio pueblo. Sin embargo, los palestinos culparon inmediatamente a Israel, que le mantuvo confinado en su cuartel general de Ramala durante los dos últimos dos años y medio de su vida.