Publicado: 01.09.2011 13:23 |Actualizado: 01.09.2011 13:23

Francia se asegura el 35% del petróleo libio

Según 'Libération', los rebeldes aceptaron esta cesión a París a cambio de su apoyo incondicional contra el régimen de Gadafi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El apoyo incondicional de países como Francia, Italia o Reino Unido a la intervención en Libia contra el régimen de Gadafi se pagará principalmente en petróleo. 

Según informa este jueves el diario Libération, el Consejo Nacional de Transición (CNT) libio firmó un acuerdo con París por el que las empresas francesas obtendrían el 35% del total petróleo bruto a cambio de su colaboración. El rotativo muestra una copia completa de una carta en la que los rebeldes libios prometían el pasado 3 de abril la explotación de ese porcentaje, cuyas reservan rozan los 44.000 millones de barriles.

Escrita en árabe, la misiva fue enviada al emir del Catar, que desde el inicio de la sublevación hizo de intermediario entre las autoridades francesas y el CNT.

Además, el secretario general de la Liga Árabe, Amro Musa, recibió una copia de dicho acuerdo, redactado "17 días después de que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptase la resolución 1973", de apoyo a los rebeldes del CNT, en la que Francia había desempeñado un papel determinante.

En declaraciones a la emisora RTL, el ministro francés de Asuntos Exteriores, Alain Juppé, dijo ignorar la existencia de dicha carta, aunque aseguró que "lo que sé es que el CNT dijo muy oficialmente que en la reconstrucción de Libia se dirigiría de manera preferencial a aquellos países que les apoyaron".

Algo que "me parece bastante lógico y justo. No estamos solos, Italia está también ahí, EEUU...", añadió. Según Juppé, la intervención "cuesta cara" y es una inversión para el futuro, "porque una Libia democrática será un país que se desarrollará, será un factor de estabilidad, de seguridad y de desarrollo de la región", concluyó Juppé.

El Gobierno italiano ya pactó el pasado mes de abril con el CNT la permanencia de todos los contratos comerciales cuando cayera el régimen.