Público
Público

Francia bate su récord de expulsión de inmigrantes

Interior confirma que casi 33.000 extranjeros fueron deportados en 2011, 5.000 personas más que el año anterior

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Francia expulsó a 32.922 extranjeros durante 2011, cifra que supone un 17,5% más con respecto al año anterior y que supone un récord para el país. La cifra la comunicó esta mañana a los medios el ministro de Interior, Claude Guéant, quien se felicitó por haber superado en 5.000 personas el objetivo de 28.000 expulsiones que se puso el Gobierno de Nicolas Sarkozy, que ya en su primer año en el poder echó a 25.000 personas.

Asimismo, Guéant confirmó que en 2011 Francia concedió menos permisos de residencia con respecto a 2010. En total, 182.595, con respecto a los 189.455 del año anterior, lo que implica un 3,6% menos. El país vecino, además, recibió un 26% menos de inmigrantes 'económicos' y un 14% por motivos familiares, y concedió la nacionalidada un 30% menos de personas.

Las cifras, presentadas por Guéant en marcada clave electoral, servirán para movilizar al electorado más conservador de cara a los comicios que se celebrarán entre abril y mayo de este año y en los que Sarkozy parte con desventaja con respecto a los socialistas. 

El ministro acusó al PS de querer 'llevar a cabo regularizaciones masivas' y de querer beneficiarse otorgándoles 'el voto en las elecciones locales', al mismo tiempo que indicó que su objetivo será el de limitar los permisos de entrada de extranjeros a 150.000 anuales. Según él ese número, que corresponde al de la década de los años noventa, dejó de cumplirse tras la llegada del socialista Lionel Jospin al Gobierno.

Para finalizar con el guiño a cierta parte del electorado que podría decantarse por el ultra Frente Nacional de Marine Le Pen, Guéant dijo que la tasa de delincuencia de los extranjeros es 'entre dos y tres veces superior' al de la media de la población francesa.